Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

La cuesta de enero lejos del Nou Estadi

El Nàstic jugará tres partidos seguidos fuera (Rayo, Almería y Osasuna) antes de volver a Tarragona para jugar el derbi ante el CF Reus

Jaume Aparicio

Whatsapp
nastic2.jpg

nastic2.jpg

Al Nàstic le espera un inicio de año realmente complicado. Una cuesta de enero que le tendrá alejado del Nou Estadi hasta el día 21, cuando reciba al CF Reus en el derbi de la segunda vuelta.


Antes, deberá afrontar tres partidos lejos de Tarragona. El primero, este sábado a las 18.00 horas, día de Reyes, en el Campo de Fútbol de Vallecas. El Rayo, cuarto clasificado de Segunda, será el primer rival del Nàstic del 2018. Un desplazamiento complicado a un estadio que esta temporada solo Osasuna logró llevarse la victoria. 


El encuentro corresponde a la última jornada de la primera vuelta. Como el Nàstic comenzó la liga en el Nou Estadi, ante el Almería, en la segunda vuelta comienza su andadura como visitante en el Estadio Juegos Mediterráneos. Los andaluces ganaron en Tarragona por 0-1, con gol de Caballero. Entonces los dirigía el entrenador tarraconese Luis Miguel Ramis, que fue relevado en el mes de noviembre por Lucas Alcaraz tras una racha de ocho jornadas sin ganar.


En estos momentos, Almería y Nàstic están separados por un único punto. Son, por tanto, rivales directos en la zona baja de la tabla por lo que el partido entre andaluces y catalanes es de vital importancia de cara a una lucha final para evitar el descenso.


El Nàstic cerrará la gira como visitante en Pamplona. El Comité de Competición estableció que el partido entre Osasuna y Nàstic, suspendido por la nieve del 1 de diciembre se juegue el próximo 18 de enero a las 19.00 horas. El encuentro, que será dirigido por el mismo colegiado designado, el andaluz Milla Alvendiz, está a expensas de la decisión final del Comité de Apelación. Osasuna presentó un recurso ante este órgano después de que Competición desestimara su reclamación de los tres puntos por incomparecencia tarraconense.


Los navarros tiene muchas ganas de ganarle al Nàstic. No les gustó nada la decisión del colegiado de suspender el encuentro por la nieve, ya que consideran que el terreno de juego estaba en condiciones. Menos gustó aún que la expedición grana decidiera partir hacia Tarragona y no esperar 24 horas para jugar al día siguiente por si mejoraba la climatología. La grada recibirá a los futbolistas tarraconenses con uñas y dientes.


El regreso al Nou Estadi será ya el 21 de enero. Casi un mes después del último, ante el Huesca. Una derrota que cerró el pésimo 2017. Una vuelta, eso sí, por todo lo alto con la disputa del derbi ante el CF Reus. Partido que el Nàstic espera poder vestir con la tercera equipación, la que luce en el pecho la bandera de Tarragona. Nada mejor que ante el eterno rival para estrenar la camiseta más esperada y significativa.

Mercado de fichajes

Para tratar de sobrellevar de la mejor manera esta cuesta de enero, el club ya ha puesto en marcha la maquinaria de fichajes en el mercado de invierno. Hasta ahora han llegado dos: el central César Arzo y el mediocentro Matilla, que hacía semanas entrenaba a las órdenes de Rodri. 
La dirección del club trabaja en otras dos incorporaciones. El regreso de Aburjania, procedente del Sevilla Atlético, y la cesión de Álvaro Vázquez por parte del RCD Espanyol. En ambos casos, el Nàstic cuenta con la aprobación de los futbolistas y está a expensas de cerrar el acuerdo con los clubes. Dos operaciones que esperan cerrar en breve para poder dedicarse a aligerar la plantilla con la operación salida.

Temas

Comentarios

Lea También