Más de Deportes

Deportes Juegos Olímpicos

La delegación tarraconense más pequeña desde Moscú 80

Juegos Olímpicos. Se ha pasado de los seis deportistas de la demarcación que participaron en Río 2016 a las dos que irán a Tokio. Solo en Moscú, Tokio y Helsinki hubo menos

Jaume Aparicio

Whatsapp
Berta Castells, atleta de Torredembarra, es una de las tarraconenses que finalmente no participará en los Juegos

Berta Castells, atleta de Torredembarra, es una de las tarraconenses que finalmente no participará en los Juegos

La provincia de Tarragona solo estará representada en los Juegos Olímpicos por dos deportistas: Marta Galimany (atletismo) y Aina Cid (remo). Una delegación que no había sido tan escasa desde los JJ.OO. de Moscú (1980), cuando solo acudió el tirador reusense Eladi Vallduví. 
La reducción de deportistas con respecto a las últimas Olimpiadas en Río (2016) es enorme. En Brasil acudieron seis deportistas: la ampostina Aina Cid, la única que repite, los tortosinos Pau Vela y Alex Sigurbjornsson, en remo, la asconense Sónia Franquet (tiro), la vila-secana Helena Casas (ciclismo). Pau Vela participacó con la delegación de Brasil por su doble nacionalidad. 
En Londres 2012 fueron cinco: la vallense Andrea Fuentes (natación), la torrense Berta Castells (martillo), la tiradora de Ascó Sònia Franquet, la tarraconense Natalia Rodríguez (atletismo) y el futbolista de Ulldecona Oriol Romeu.
Natalia Rodríguez, Andrea Fuentes y Berta Castells, las tres con tres olimpiadas, o Sonia Franquet, con dos, han ejercido como referentes del deporte olímpico tarraconense durante más de una década sin que hayan encontrado relevo. Los motivos hay que buscarlos en las ayudas. Es lo que opina Pere Ferrando, delegado territorial de la Federació Catalana de Atletisme (FCA): «En temas de promoción creo los clubes están trabajando muy bien. Hay buenos resultados. El problema aparece cuando los atletas llegan a una edad (18-19 años) en la que deben decidir si estudiar o seguir entrenando. Si no tienen ayudas suelen optar por lo primero y abandonan la carrera deportiva». Poco o nada queda de la ola de ayudas que siguió a Barcelona 92 y que sirvieron para que muchos deportistas pudiera concentrarse en el rendimiento deportivo. Ahora, todo el coste que supone una preparación adecuada con fisioterapeutas, entrenadores, psicólogos, nutricionistas, etc. lo tiene que asumir el atleta. O tiene músculo económico familiar o es imposible. El atleta Llorenç Sales  escenifica esa situación. Abrió un Verkami (Sales 2020, la ilusión de un territorio) para recaudar fondos que le permitiera prepararse para los Juegos de Tokio de una manera profesional y tener más opciones. Consiguió un buen colchón aunque las lesiones le dejaron sin la opción de acudir a la cita olímpica.
Berta Castells
«Queremos que los deportistas nos representen en grandes eventos pero no les damos nada para ayudarlos», se queja Ferrando. En esta tesitura, explica que o eres un crack en ciernes desde el primer momento, te vas a un CAR (donde hay entrenadores pagados) o tienes difícil recibir alguna prestación económica. Una realidad que confirma la atleta Berta Castells. «O eres un/una supercrack, aspirante a medalla o no tienes acceso a muchas ayudas. En mi época tuvimos algo más. Pero ahora han empeorado las condiciones», cuenta una atleta que triunfó sin la necesidad de acudir a un Centro de Alto Rendimiento o aceptar una de las incontables becas de prestigiosas universidades norteamericanas que le ofrecían casi a diario. Todo lo que necesitó para cumplir el sueño olímpico lo tuvo en Torredembarra junto al entrenador de toda su vida, José Luis Velasco.
¿El legado de Tarragona 2018?
Mucho se habló del legado de los Juegos Mediterráneos de Tarragona 2017 (2018), pero si las cosas a nivel de infraestructuras están como están, en cuestiones deportivas tampoco ha servido para mejorar la situación. «Estoy muy decepcionado con el legado. Se tuvo que aprovechar antes para crear una estructura de base con un centro de tecnificación, como propuse, que es la mejor manera de captar ayudas», explica el delegado tarraconenses de la FCA que pone como ejemplo de desaprovechamiento la recta de entrenamiento de la pista de Camp Clar en la que «si hubiera sido más larga, con una zona de saltos, un carril más y en forma de ‘U’ se podría utilizar para competir sin necesidad de abrir el Estadi». 
Por eso, Ferrando no es muy optimista respecto a que en París 2024 haya una mayor representación de la demarcación: «Si sale alguien será porque encuentra apoyo económico en casa o en un colaborador. Pero sin un trabajo estructurado, que solo pueden encontrar en los CAR, porque allí hay entrenadores establecidos con sueldo que planifican la carrera del deportista, es muy complicado. 
El remo es una de las disciplinas que más olímpicos ha reportado para la provincia. David Morales, director técnico del CN Amposta y entrenador de la selección española Sub23 de remo, apunta a una cuestión generacional.  «A veces salen mejores generaciones. Ahora, por ejemplo hay un grupo de chicas jóvenes del que podemos esperar haya alguna que pueda estar en París». Un deseo que tiene toda Tarragona. 

Nuestros deportistas que se han quedado a las puertas de los Juegos Olímpicos:

  • Elia Canales: La arquera del Club de Tir amb Arc de Constantí perdió en el Preolímpico de Antalya ante Inés de Velasco la plaza olímpica que le correspondía a España.
  • Adrian Thiam: La suspensión del torneo preolímpico mundial impidió al boxeador tarraconense poder conseguir su billete para los Juegos de Tokio.
  • Llorenç Sales: Las lesiones dejaron al atleta de La Galera sin poder correr para obtener la marca mínima que le permitiera competir en los Juegos.
  • Abdessamad Oukhelfen: Pese a sus buenos resultados en los campeonatos de España no fueron suficientes para lograr la marca mínima olímpica.
  • Berta Castells: La pandemia y el confinamiento frenaron el buen estado de forma de la atleta de Torredembarra que buscaba sus cuartos Juegos Olímpicos.
  • Helena Casas: Los cambios en el sistema de clasificación para Tokio hicieron que la vila-secana se quedara fuera de participar en la cita olímpica.
  • Sònia Franquet: La tiradora de Ascó finalizó 45ª en en los Campeonatos de Europa de Tiro de Osijek, lejos de las 8ª plaza que garantizaban el acceso a los JJOO.
  • Marta y Carla Munté: Las regatistas del Club Nàutic Cambrils, formaron parte del equipo preolímpico español de la clase 49erFX de vela.
  • Àngel Fabregat: Al tirador de la Sala Esgrima Amposta solo tenía la opción de ir por equipos pero tampoco le salió

Temas

Comentarios

Lea También