Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

La directiva del SPiSP dimite y coge el relevo una junta gestora

El histórico Alfonso Periáñez se pone al frente de una junta que sustituye a Martín Pilar, hasta ahora presidente del club

Raúl Cosano

Whatsapp
Un jugador del SPiSP remata el balón ante un rival, durante un partido de esta temporada. El Sant Pere es líder en Superliga 2.  Foto: Lluís Milián

Un jugador del SPiSP remata el balón ante un rival, durante un partido de esta temporada. El Sant Pere es líder en Superliga 2. Foto: Lluís Milián

Antes de un fin de semana que debía ser tranquilo, sin competición en la Superliga 2, y tras la agradable resaca de haber ganado la flamante Copa Príncipe, el CV Sant Pere i Sant Pau ha vivido un inesperado vuelco institucional. La junta directiva encabezada por el presidente Martín Pilar dimitió en la asamblea celebrada el pasado viernes.

La convocatoria, además de para analizar el estado económico de la entidad tarraconense a finales de 2016, sirvió para configurar una junta gestora a modo de relevo que se encargará de comandar el club hasta que se convoquen elecciones. Los comicios, de momento, no están previstos, y lo más probable es que la junta finalice al menos la actual temporada.

La reciente dimisión pone fin a unas últimas semanas de desavenencias en la cúpula del club, sobre todo entre la presidencia y la dirección deportiva. El motivo principal se debe a divergencias en cuanto al modelo de proyecto deportivo y estructura sobre todo en la base de la entidad.

Una junta gestora formada por cinco personas del club se hará cargo de comandar la nave rojilla, con un histórico a la cabeza: Alfonso Periáñez. «Lo que ha pasado no ha sido nada grave ni complicado, sino simplemente unas diferentes formas de enfocar el futuro del club, de cómo se tiene que estructurar», indica Alfonso Periáñez, que ha decidido, una vez más, coger las riendas del club: «Ya había hecho esto en otras ocasiones y no me ha importado asumirlo. De todas maneras, en una gestora todo el mundo hace de todo. Se trata de intentar llegar a final de temporada y cumplir los objetivos marcados». Tania Todorovic, Antonio Jordán, Manel Porro y Víctor Riverola acaban de configurar la nueva junta.

La apuesta de los gestores es continuista en términos deportivos. Álex Stevovski continuará de gerente mientras que su hermano Vlado seguirá al frente de la dirección deportiva y como entrenador del primer equipo. Además, ambos son jugadores.

«Cuando tengamos todo planificado, cómo llegar a final de temporada, ya pensaremos en la opción más asequible para formar una junta. Lo importante es que se hace cargo una gente interesada en el futuro del club y que confía en la labor deportiva que están haciendo los Stevovski. Los objetivos deportivos no cambian», expone Alfonso Periáñez.

El ascenso del primer equipo a Superliga, la máxima categoría del voleibol estatal, es el desafío más inmediato. El SPiSP, que viene de ganar la Copa Príncipe, es líder de su grupo en Superliga 2. 

Temas

  • DEPORTES

Lea También