Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más de Deportes

Deportes FÚTBOL

"La fuerza del Nou Estadi será la que nos dará la permanencia"

Entrevista a Manolo Martínez, futbolista del Nàstic y una de las voces autorizadas del vestuario grana

Juanfran Moreno

Whatsapp
Manolo Martínez está convencido de la permanencia del equipo en Segunda División. Foto: Lluis Milián

Manolo Martínez está convencido de la permanencia del equipo en Segunda División. Foto: Lluis Milián

Manolo Martínez Lara (Bigastro, 1980) es un emblema de la historia grana. Un futbolista con tres ascensos a sus espaldas y al que le está tocando vivir la delicada situación del Nàstic desde la barrera debido a la grave lesión de rodilla que se produjo en pretemporada. Sin embargo, no tiene dudas de que el equipo se salvará. Por ello, quiere ser recordado como un futbolista que «aportó su granito de anera en la permamencia».

Lo primero de todo. ¿Cómo está el equipo después de la derrota?

Bien, nos duró un día el luto porque no hay tiempo que perder en llantos. Al final lo afrontamos como una final, nos dio igual que fuese derbi o no.

¿Cree que ha sido la más dura de la temporada? Porque no sólo no mereció perder, sino que hasta mereció ganar.

Por el momento de la temporada, no por el rival, ha sido la más dura. La gente pensaba que iba a ser una victoria que nos daba una línea de resultados muy buena.

El ambiente del Nou Estadi recordó al de las grandes noches en Primera. ¿Una pena la derrota sobre todo por ellos, no?

Sí, desde aquí aprovecho para decirle a la gente que el otro día fue una afición de once, esperemos que nos sigan apoyando porque la fuerza del Nou Estadi va a ser la que nos dé la permanencia.

El vestuario en verano sufrió muchos cambios. La mayoría de fichajes del mercado veraniego no funcionaron. ¿Percibía que faltaba espíritu de equipo en los primeros meses de competición?

No, porque el ambiente era similar al del año pasado, también traíamos una inercia muy buena. Muchas veces los jugadores somos como sandías, hasta que no las abres y las pruebas no sabes como van a estar.

Ante el mal rendimiento del equipo, Vicente Moreno decidió marcharse. ¿Cómo lo vivió?

Yo bastante mal. Había una relación anterior ya antes de fichar aquí, él confió mucho en mí, me dio también responsabilidad  y galones para ayudar al equipo y después de tantos éxitos como tuvo me supo mal. Lo eligió él, llegó a un acuerdo con el club y seguro que él quería lo mejor para el Nàstic. 

En su lugar llegó Merino, un entrenador al que parece que avalan más los números que las sensaciones.

No entiendo ese runrún porque los números y los datos le avalan. Es un entrenador muy flexible y en el fútbol como sólo vale ganar y conseguir puntos, él tiene todo el respaldo.  

¿Por qué el eterno debate entre jugar con tres o cinco defensas cree que es necesario? 

Para mí no es importante porque siempre confiamos en el entrenador. Hasta ahora los números le han respaldado, no entiendo porque tanta duda. Lo comenté hace dos meses y siguen con este eterno debate, pero los números le siguen respaldando y hay que ponerle pocas pegas al juego sea con cinco o con cuatro.

¿Ha sido una lástima el hecho de haber perdido tres de los últimos cuatro encuentros en casa y antes rivales directos, no?

Es que es muy difícil. Estábamos en el hospital y no nos daban ni un día de vida. Hemos podido tener vida, estamos peleando por seguir y conseguir la permanencia y ahora mismo mirar por todos estos detalles no es bueno. Este año nos vamos a tener que confiar con la permanencia.

Sin embargo, el equipo ha respondido a la perfección en feudos de gran prestigio. Zorrilla, La Romareda, el Coliseum… Un buen antecedente para el partido ante el Cádiz.

Es un buen momento para enfrentarse a ellos. Los argumentos del otro día nos hacen ser optimistas. Quien pierda el tiempo en llorar y en ser pesimista probablemente lo vaya a pagar. Nosotros no tenemos tiempo para eso y estamos muy confiados.  

¿A nivel personal, cómo se encuentra de la lesión?

Estoy en una difícil situación porque arranco y no puedo y tengo que volver a parar. Las sensaciones personales son muy malas, casi nulas. Tengo un futuro fuera del fútbol y esto me está penalizando mucho para mi estado de salud y  a nivel mental. Con la permanencia seguro que se me quitarán los dolores de rodilla y podamos pensar en Manolo Martínez como el jugador que pudo aportar su granito de arena en una permanencia tan importante.

¿Entonces se ve ligado al fútbol en un futuro?

Ahora mismo como está la situación y después del domingo solo veo más allá del partido del Cádiz. El club y la afición tenemos que tener esa misma onda de seis finales donde hay que apoyar y ser una familia y después ya habrá tiempo para pensar y hablar.

¿Cómo se vive esta difícil situación desde fuera?

Se vive muy mal desde fuera. Desde dentro siempre he confiado en mis posibilidades, siempre he tenido casi todas las parcelas controladas y he sido una persona segura.

¿En qué sentido?

Pues fuera del campo no controlas muchos factores, hay frentes abiertos entre cuerpo técnico, plantilla y club donde el abanico es mucho más amplio para controlar y lo pasas mucho peor. Estas a expensas de que tus compañeros estén bien para que te pueda sacar una sonrisa o al contrario que no están acertados en el partido y no te saquen esa sonrisa. 

La pregunta que todo aficionado grana se hace. ¿Se salvará el Nàstic?

Segurísimo. En el momento en el que no lo hubiese pensado, probablemente hubiese dado un pasito al lado y me hubiese marchado como tuve la ocasión de hacer. 

Temas

  • DEPORTES

Comentarios

Lea También