Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

La historia continúa (Cerdanyola 0 - 4 Ascó)

La victoria de los riberenses junto al empate de la Pobla les convierten en el campeón del grupo
Whatsapp
Los jugadores del cuadro asconense Edu Vives, Asier Eizaguirre e Iván Taranilla celebran uno de goles de ayer en el campo del Cerdanyola. Foto: Iris Solà

Los jugadores del cuadro asconense Edu Vives, Asier Eizaguirre e Iván Taranilla celebran uno de goles de ayer en el campo del Cerdanyola. Foto: Iris Solà

El Ascó se proclamó este domingo campeón del Grupo V de Tercera División después de la victoria por 0-4 contra el Cerdanyola a domicilio y el empate a uno de la Pobla en el Olímpic de Terrassa. Dos goles de Taranilla, Eizaguirre y Virgili sirvieron para hacer nuevamente historia en el conjunto asconense.

El choque arrancó con una acción de peligro por cada equipo. El partido prometía ser intenso por las reducidas dimensiones del terreno de juego. Pero fue el Ascó quien, con más presencia sobre el campo contrario, dio un segundo aviso en el minuto 10, cuando Artur Gòdia cedió para la internada de Edu Vivas por la derecha; el lateral ganó línea de fondo y pasó atrás para la llegada de Genís que remató rozando el palo de la portería de Adrià.

No tardaría mucho más en llegar el primer gol. Una falta en la frontal del área sobre Genís la transformó Eizaguirre con un lanzamiento por encima de la barrera al poste del arquero para avanzar al conjunto de Miguel Rubio en el marcador (0-1). Los locales apostaban todo al físico de Quim Solano mediante un juego directo. Precisamente una acción entre el delantero local y Jose Ramon acabó con el capitán asconense con una brecha en la cabeza, que le obligó a retirarse para ser trasladado a un centro médico.

Hasta el final del primer tiempo los dos conjuntos tuvieron ocasiones. En el 40’, Adrià sacó un gol olímpico de Genís; y rozando el añadido Silver con un chut cruzado puso en apuros a Sergi Fuertes, que sacó una mano salvadora.

Ya en el segundo acto, los locales salieron en aras del empate, pero la defensa visitante aguantó detrás para mantener la portería a cero. Poco a poco el Ascó ganó terreno a su rival y, en el 65’, dispuso de una doble ocasión de Eizaguirre y Genís, que se quedaron sin ángulo para el chut y no finalizaron con éxito.

El Ascó amplió su renta en el 69’ cuando Eizaguirre alcanzó la línea de fondo en la izquierda y centró ante el rechace de la zaga a la frontal, donde Taranilla empalmó un chut raso a la base del poste (0-2). El jugador más peligroso del Cerdanyola era Silver por la izquierda, que en el 73’ volvía a poner a prueba a Sergi Fuertes muy seguro bajo palos.

El Ascó no se relajó con el 0-2 y en el 75’ y 77’ sentenció el partido con dos dianas más. El tercero fue obra de Virgili, aprovechando un pase largo de Roca para ganar la espalda a los defensores, superar la salida de Adrià y cruzar la pelota al fondo de la red (0-3). El cuarto fue una auténtica obra de arte de Iván Taranilla, después de un pase largo, con una gran vaselina que entró por la escuadra del marco local para certificar la victoria del Ascó (0-4).

A partir de aquel momento, con el triunfo en el bolsillo, la atención estuvo centrada lo que pasaba en el Olímpic de Terrassa. La noticia del empate de la Pobla se hizo esperar con todo el equipo asconense en el vestuario, donde estalló la euforia.

Con la conquista del campeonato, el Ascó ya espera rival para el play off de ascenso a Segunda B contra uno de los otros 17 campeones de Tercera. De superar esta eliminatoria se aseguraría subir a la categoría de bronce; de no hacerlo accedería a la repesca.

Temas

  • DEPORTES

Comentarios

Lea También