Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

La importancia vital de los voluntarios

Cristina Miró, coordinadora de los voluntarios del Vendrell, reivindica el papel y la ilusión de todos ellos

Juanfran Moreno Marcelo

Whatsapp

El Vendrell acoge una de las competiciones que cuenta con uno de esos equipos que despiertan admiración entre los aficionados al deporte. ‘Las Guerreras’, así son conocidas las jugadoras de la selección española de balonmano, disputarán sus partidos en el pabellón remodelado del territorio tarraconense.

Para que España y el resto de selecciones puedan hacer disfrutar al público de un balonmano de primer nivel hay una serie de actores que tienen un papel protagonista. No sobre la pista, pero sí sobre fuera de ella. Estos son los voluntarios que intentarán hacerle la vida más fácil tanto a las selecciones participantes como a los asistentes al pabellón a lo largo de la competición de balonmano.

Cristina Miró, coordinadora de los voluntarios del Vendrell, nos atiende en plena jornada preparatoria para los juegos. Ni siquiera ha comenzado la competición, pero los días previos al inicio del balonmano provocan que los nervios estén a flor de piel.

Sin embargo, Miró anda tranquila. Los 44 voluntarios que estarán en el Vendrell están tremendamente implicados, por lo que no habrá problemas en la organización. No ha sido una cuantía de voluntarios muy voluminosa, pero sí suficiente para afrontar la cita mediterránea con total confianza.

Para que todo esté bajo control, Miró ya maneja todas las herramientas posibles. «Hemos creado un grupo de Whatsapp en el que hemos pasado las fichas en las que hemos repartido las diferentes tareas», explica la coordinadora de voluntarios.

Para Miró, la coordinación de voluntarios no ha sido una faena sencilla, pero sí que reconfortante. «Le he puesto muchas ganas y repetiría la experiencia sin ninguna duda», añade. 

Por último, no tiene dudas en que será una cita que dejará huella en todos los voluntarios de los Juegos. «Yo ya he sido voluntario en otras competiciones y te aporta unos valores muy importantes, la satisfacción de ver que las cosas salen bien y la relación que tienes con las personas que conoces», concluye.

Los Juegos Mediterráneos no se podrían entender sin el trabajo muchas veces invisible de los voluntarios. Persona como Cristina Miró demuestran el amor al deporte de manera altruista.

Temas

Comentarios

Lea También