Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

La lesión de Miramón alborota los esquemas del Reus

Desde que el lateral aragonés está de baja, los rojinegros han visto mermado su rendimiento con un solo punto en los tres últimos partidos

Iván Alcalá

Whatsapp
Miramón no se había perdido ni un minuto en los primeros 17 encuentros de liga. Foto: Alfredo González

Miramón no se había perdido ni un minuto en los primeros 17 encuentros de liga. Foto: Alfredo González

El CF Reus cerrará el 2017 con un regusto agridulce. Por un lado, con los deberes cumplidos: situado en una cómoda 14ª posición y con cinco puntos de margen sobre el descenso. Además, sin dar grandes sobresaltos a la afición.

El pero ha llegado con la mala sensación que han dejado los tres últimos compromisos ligueros. El empate sin goles contra el Granada en casa y las dos derrotas a domicilio son, de hecho, la peor racha del equipo esta campaña. Especialmente dolorosa la última postal del año dejada en Córdoba, con la derrota más abultada desde que los rojinegros juegan en Segunda División. 

Este bache coincide con las tres semanas de baja que lleva Jorge Miramón, uno de los indispensables en la libreta de Garai. Su papel este año había sido crucial en la buena marcha del Reus y su ausencia ha supuesto demasiado castigo. El lateral derecho se lastimó en un entrenamiento hace tres semanas y sufre una lesión en el recto anterior del cuadríceps de la pierna derecha. Una dolencia que no debería impedirle estar de vuelta en el primer compromiso del año nuevo.

El centrocampista aragonés, reconvertido a carrilero en Reus, ha jugado los otros 17 partidos de los 20 que llevamos de liga este curso. En todos ellos completó los 90 minutos. De hecho, había sido el único de la plantilla en jugarlo todo en el primer tercio de campeonato. Sigue siendo el cuarto jugador con más minutos (1.530), solo por detrás de Olmo, Badia y Ledes. 

Hasta ahora, en solo tres enfrentamientos (en casa contra el Rayo, en el Carranza y en el Carlos Tartiere) el equipo de Garai se había ido de vacío con Miramón sobre el césped. Desde que no está, el Reus ha perdido esa seguridad en la contención que le ha convertido en una de las defensas más solventes de la categoría. Los ocho goles encajados las últimas tres semanas han manchado los buenos números del equipo.

También lo ha echado de menos en su faceta ofensiva y de creación, después de dejar su marcador a cero en los tres partidos. Su regreso se hace indispensable para que el equipo recupere ese carácter por la banda derecha que se contagia al resto del juego.

El viernes 29, la plantilla volverá a los entrenamientos tras un parón navideño que ha llegado en el momento ideal. Toca reponer fuerzas de cara al próximo encuentro, el 6 de enero contra el Alcorcón. El regreso de Miramón se ha convertido en el regalo más demandado en la carta de los Reyes Magos.

Temas

Comentarios

Lea También