Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Deportes ATLETISMO

La maratón hacia los Juegos Olímpicos de Marta Galimany

La atleta vallense ha empezado el año tan fuerte como acabó 2018. Los 42,195 kms. de Rotterdam, el 7 de abril, marcarán su rumbo hacia la cita de Tokio de 2020 

Francesc Joan

Whatsapp
Marta Galimany, este sábado en la pista de El Fornàs de Valls.  FOTO: Alba Mariné

Marta Galimany, este sábado en la pista de El Fornàs de Valls. FOTO: Alba Mariné

Marta Galimany (Valls, 33 años) ha empezado 2019 tan fuerte como acabó 2018. Quizás incluso mejor: victoria en la Cursa dels Nassos de Barcelona; triunfo con récord en los 10 kilómetros de Vilafranca (34.11 minutos); mejor marca personal en la media maratón gracias a su crono de 1 hora, 12 minutos y 29 segundos en Barcelona (44 segundos menos respecto a sus 1.13.13 de 2018 en Valencia); campeona de España de cross por clubs con el Barça; y octava en la prueba individual del Campeonato de España de cross por autonomías pese a no tratarse de su especialidad.

«Estoy corriendo mis mejores carreras y consiguiendo mis mejores resultados de siempre», asevera la propia fondista a pie de pista en las instalaciones de El Fornàs, en la capital del Alt Camp, justo antes de iniciar una de las sesiones pautadas por su entrenador y a la vez pareja, Jordi Toda. La mejora ha sido incesante en los últimos años, en los que no sólo han alcanzado los objetivos que se habían marcado sino que los han superado con creces en varias ocasiones.  

El próximo es mayúsculo. El reto de los retos: la clasificación para los próximos Juegos Olímpicos de Tokio’2020 en la maratón, la distancia en la que se ha decidido centrar ya definitivamente la atleta del FC Barcelona.

Hasta ahora sólo ha disputado dos veces la durísima carrera de los 42,195 kilómetros. Curiosamente ambas fueron en Berlín (en su estreno de 2017 marcó 2.34.16 horas, la que es su mejor marca, y repitió experiencia en la propia ciudad alemana al ser la sede del Europeo de 2018)

Asoma ahora la tercera, que correrá en Rotterdam (Holanda) el próximo 7 de abril. Quedan sólo 21 días para esa cita, que va a marcar el rumbo de Marta ya que el plazo para conseguir la mínima olímpica se abrió el 1 de enero de 2019 y estará vigente hasta el 29 de junio de 2020. Sus sensaciones son buenas y todo apunta a que va a llegar en muy buenas condiciones a la maratón holandesa.

Marta Galimany, entrenando en la pista. FOTO: Alba Mariné

«Los Juegos Olímpicos son el objetivo de máximos. Somos conscientes de lo complicado que va a ser la clasificación, ya que influyen muchos aspectos. Desde que te encuentres en buenas condiciones el día de la carrera que has elegido, que las condiciones meteorológicas acompañen, que consigas una buena marca….», explica. Aspectos que se unen a la circunstancia que para Tokio’2020 sólo pueden clasificarse tres atletas por país y prueba.

De momento la Federación Internacional de Atletismo ha publicado la mínima exigida para estar en los próximos Juegos Olímpicos, que es de 2 horas, 29 minutos y 30 segundos en el caso de las mujeres (en hombres es de 2.11.30 h.). 

Sin embargo la consecución de la marca no es la única vía para estar en Tokio, ya que la clasificación también puede alcanzarse vía ránking con la suma de los otros factores como la propia marca, la carrera en la que se ha competido y la posición obtenida. «Lo que sabemos seguro ahora mismo es que computarían las dos mejores maratones o una maratón y una media, y que la de Rotterdam es una de las que la IAAF tiene en su listado», añade Marta.  

La carrera holandesa será su tercera maratón, después de sus dos experiencias en Berlín

Después de Rotterdam su hoja de ruta dependerá en buena parte de si logra o no clasificarse para el próximo Mundial absoluto de Doha, que se celebrará del 27 de septiembre al 6 de  octubre. La cita se ha retrasado sobre las fechas habituales del gran certamen atlético para evitar las elevadas temperaturas de la zona, «pero igualmente hará mucho calor y habrá mucha humedad, por lo que aunque compitiéramos allí sería imposible hacer una muy buena marca y por tanto deberíamos buscar otro maratón casi seguro», explica Marta.

Aunque la maratón es su gran apuesta a partir de ahora al tratarse de la distancia olímpica la fondista vallense seguirá preparándose con medias maratones y también con alguna incursión también en pista. 

«Con el Barça haré seguro alguna prueba de 3.000 o 5.000 metros a nivel de clubs, porque existe ese compromiso con ellos, aunque descarto seguro el Campeonato de España absoluto. Quizás también busque algún 10.000, pero la preparación irá ya siempre enfocada hacia la maratón», sentencia la vallense.

De conseguir el pasaporte para Tokio se convertiría en la primera deportista de la demarcación en competir en la maratón en unos Juegos Olímpicos. Un reto más para ella, que ya se erigió en la primera atleta provincial en competir en una media maratón de los Juegos Mediterráneos y también fue la pionera en obtener medalla en esta distancia tras ser plata en la cita disputada en verano en Tarragona.  

Temas

Comentarios