Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

La pérdida de aficionados congela el Estadi

La asistencia de hinchas al recinto del CF Reus ha disminuido un 38 por ciento esta temporada con respecto a la pasada

Marc Libiano

Whatsapp
Alba Mariné

Alba Mariné

Se ha cerrado la primera vuelta del curso y ya resulta una evidencia incontestable el preocupante descenso de aficionados en el Estadi municipal con respecto a la pasada temporada. El recinto se congeló de forma definitiva este sábado, en el partido ante el Alcorcón, al que solamente acudieron 1.700 personas, la entrada más floja de la temporada. Se podría considerar normal porque estábamos en día de Reyes, aunque el bajón no sólo es flor de un día. En los 11 partidos de la primera parte del curso en Reus, el equipo de Garai sólo ha visto repletas las gradas en el derbi ante el Nàstic. 

Hasta el punto que la media de asistencia al Estadi ha bajado un 38 por ciento con respecto a la cifra de la pasada temporada, que alcanzó registros históricos en la ciudad. La media que se registró en el curso 2016-17 fue de casi 3.900 aficionados. En lo que llevamos del actual ha descendido a poco más de 2.400. 

Alba Mariné

Cuesta pensar que ese descenso de adeptos tenga que ver con un problema deportivo del equipo. El Reus ha finalizado la primera vuelta con 26 puntos, fuera de la zona de descenso, de la que le separan cinco puntos de diferencia. Además, en casa, ha mostrado casi siempre buenas versiones. Solamente ha perdido un partido ante el Rayo. Los registros del equipo no se diferencian demasiado a los de hace justamente un año.
 

La problemática de los abonos
Ya este verano, cuando el club hizo público el precio de los abonos, se generó polémica entre los hinchas por el aumento del coste. También varias peñas, que todavía no cuentan con la oficialidad de la entidad, publicaron su malestar por el trato recibido. De hecho, la Penya Baix Camp, que acostumbraba a seguir los partidos en la zona de tribuna baja, se ha desplazado esta temporada a lateral para poder asumir el abono. Eso sí, según los mismos miembros de la Penya Baix Camp, ésta ha padecido la marcha de varios de sus socios.

La afluencia de hinchas al Estadi había alcanzado una salud pionera en la primera incursión del Reus en Segunda División. Los partidos en casa producían curiosidad a los adeptos, que solían llenar las gradas y regalar una estampa de más de 3.500 espectadores cada domingo. Para el Reus, un lujo del que no se había disfrutado antes. Esa inercia se ha detenido en seco y ya resulta demasiado habitual contemplar un exceso de cemento en el recinto, que se ha quedado demasiado frío.

El Reus ha activado el plan de choque de cara a la segunda vuelta. Por 100 euros se podrán seguir todos los partidos del equipo como local en la parte decisiva del campeonato, donde el Reus se va a jugar su futuro en la categoría de plata. Este abono de media temporada dispone de un coste de 120 euros para la zona de lateral, 175 tribuna baja y 245 en tribuna alta. 

El equipo de Garai volverá a actuar en casa este sábado, a partir de las 20.00 horas, ya que va a recibir la visita del Lugo. El Reus espera disfrutar de un mayor calor de su hinchada para intentar lograr una victoria que le permita romper el pequeño bache de resultados que ahora mismo atraviesa.

Temas

Comentarios

Lea También