Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Deportes ALPINISMO

La primera cima en el Broad Peak anima a Òscar Cadiach a otro ataque

El tarraconense planea para esta misma semana otro intento después de la cumbre que han realizado un grupo de austriacos este martes

Francesc Joan

Whatsapp

Òscar Cadiach prepara un inminente segundo ataque a la cumbre del Broad Peak principal (8.047 metros), la única montaña que le falta para convertirse en el primer catalán que conquista los 14 ochomiles de la Tierra sin la ayuda de oxígeno artificial. 

El tarraconense quiere probarlo de inmediato y olvidar cuanto antes el golpe anímico que supuso tener que abortar la madrugada del lunes su primer asalto a la cumbre pakistaní. No hay una fecha confirmada aún, pero todo apunta a que será esta misma semana si las condiciones meteorológicas lo permiten como así parece.

Ha espoleado a Cadiach la circunstancia que el grupo de alpinistas austriacos que lidera Rupert Arnold Hauer haya alcanzado este martes la cumbre, la primera de esta temporada que se consigue en el Broad Peak.

Òscar, de hecho, tuvo la oportunidad de unirse a ellos -coincidieron en el campo III-, pero el tarraconense prefirió descender hasta el base debido al cansancio y a los excesivos días que llevaban en altura, según ha explicado él mismo a Tarragona Ràdio.

La imprevista nevada que le sorprendió a él y a sus compañeros del sábado, justo cuando llegaban al campo III (7.200 m.) provocó un enorme desgaste físico tanto a Cadiach como al pakistaní Mohammed Ali ‘Sadpara’ y el suizo Toni Spirig, con quienes iba lanzar el ataque, además de dejar impracticable la zona alta de la montaña por la enorme cantidad de nieve acumulada.

Las tiendas que la cordada del tarraconense dejó instaladas en el campo III y las cuerdas que Cadiach les prestó para la ascensión -las guardaba en un depósito que dejó instalado en 2016- han servido a los austríacos para conseguir su éxito. 

La ascensión de los alpinistas centroeuropeos confirma, según Cadiach, que la ruta «está más o menos segura en el cuello». 

En el próximo intento del alpinista tarraconense podrían unirse también una expedición de americanos que esta semana han llegado al campo base y que, una vez aclimatados, también mirarán ya hacia la cumbre del Broad Peak para intentar alcanzar la cumbre. 

Temas

Comentarios

Lea También