Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más de Deportes

La reválida definitiva en la elite de Enric Bescós

En 2011 iba a ser el primer entrenador del SPiSP en Superliga pero los recortes municipales tumbaron aquel proyecto ambicioso. Seis años después, Enric Bescós, ahora en Castellón, se saca la espina. Dirigirá a L'Illa Grau en la máxima categoría

Raúl Cosano

Whatsapp
Intercambio de papeles. Iñaki Bescós (derecha) deja de ser el primer entrenador y su hermano Enric (izquierda) coge el relevo. Foto: L'Illa Grau

Intercambio de papeles. Iñaki Bescós (derecha) deja de ser el primer entrenador y su hermano Enric (izquierda) coge el relevo. Foto: L'Illa Grau

En 2011 Enric Bescós recibió un agrio revés. Iba a comandar como entrenador al Sant Pere i Sant Pau en Superliga, la máxima categoría del volei en España. Sin embargo, los recortes en la subvención municipal abortaron aquel proyecto, que venía de años triunfales y daba las riendas a alguien de la casa. El SPiSP renunció a la máxima y tuvo que empezar de cero. Seis años después le llega la reválida, como si el destino le debiera aún una oportunidad en la elite con los máximos galones.

Enric asume el cargo de primer entrenador del L’Illa Grau, conjunto recién ascendido a la Superliga 1. Enric toma precisamente el relevo de su hermano, Iñaki, hasta ahora técnico. «Ha sido una decisión de los dos. Nos hemos invertido los papeles, pero manteniendo la forma de trabajar», cuentan ellos. 

Iñaki (41 años) alterna el volei con su trabajo de profesor. «Él tenía más disponibilidad horaria que yo y por eso tomamos la decisión, además teniendo en cuenta que este año la exigencia será mayor y habrá mucho más trabajo», narra Iñaki. Así, ahora ejercerá de segundo y también jugará. «Yo le ayudaré mucho, haremos el trabajo entre los dos pero de alguna manera él será la cara más visible, el primero», cuenta. 

Amplia trayectoria
Enric (37 años) pasa de ser el segundo en el staff al principal responsable técnico. Será su primera incursión en la máxima división, aunque la asume con las tablas de la experiencia en los banquillos. Ha dirigido a conjuntos femeninos, a filiales y a categorías inferiores y tiene una larga trayectoria como segundo. 

Ambos se encuentran estos días apurando las vacaciones antes del inicio de pretemporada, que servirá para la puesta a punto de cara a la campaña oficial, que arrancará en octubre. 

L’Illa Grau ha hecho pronto los deberes y ya tiene prácticamente completada la plantilla, una mezcla de jóvenes con proyección y veteranos igualmente ambiciosos, capaces de echarse a las espaldas a un equipo que el año pasado fue un duro rival del SPiSP en Superliga 2 –al final ambos acabaron ascendiendo– y que a partir de octubre será también contrincante. Se verán las caras incluso antes, porque durante la pretemporada castellonenses y tarraconenses se medirán en algún encuentro amistoso

«Nos hemos querido rodear de gente que conocemos de hace tiempo, de esa familia del volei que ya tenemos», conceden los hermanos Bescós. Por eso, entre otras contrataciones, se ha integrado en L’Illa Grau Abel Bernal, antiguo compañero en el SPiSP de Superliga previo a la crisis, cuando el equipo rindió por encima de sus posibilidades y logró sus mayores éxitos de la época reciente. Los hermanos Bescós compartieron aquellos años de gloria con Abel Bernal. Entre los hitos, la tercera plaza conseguida en Liga en la temporada 2009-10. 

En L’Illa Grau el hambre es máxima. El equipo castellonense va a por todas en el reto de asegurar la permanencia pero piensa ya en la consolidación. Está al alcance navegar en la zona media de la clasificación, sin renunciar incluso a la parte alta. 

Temas

Comentarios

Lea También