Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

La supervivencia del CBT continúa pendiente de un hilo

La estabilidad económica de la entidad azulada pasa por cerrar la nueva subvención con el Ayuntamiento

Iván Alcalá

Whatsapp

La continuidad del CBT es uno de esos debates que se abren cada verano cuando finaliza la temporada deportiva. Sin embargo, esta vez la supervivencia del club azulado está más delicada que nunca. Los problemas económicos que atraviesa la entidad y que  arrastra de temporadas pasadas mantienen la planificación de la próxima campaña bloqueada a menos de un mes para cerrar las inscripciones de los equipos.

Las negociaciones con el Ayuntamiento de Tarragona se centran en dos aspectos. Por una parte, existía un problema técnico que obligaba al club a hacer frente a dos expedientes de reintegro de una parte de la subvención recibida la pasada temporada. Esta cuestión ya se ha resuelto, pero ahora toca que el consistorio se comprometa con la nueva subvención para la temporada 2017-18.

Aunque el convenio que firmaron Ayuntamiento y CBT cifraba una cantidad de 453.000 euros, lo cierto es que este curso la subvención ya se redujo a más de la mitad, unos 210.000 euros. Las negociaciones entre ambas partes tenían tintes de llegar a buen puerto, pero en los últimos días se han enfriado.

Esta situación afecta no solamente al primer equipo, que perdió la categoría y debería jugar el próximo curso en EBA, sino que compromete toda la estructura cebetista, con una base con más de 800 jugadores. Hace quince días, se convocó una reunión  con socios y familias donde se informó de la delicada situación económica. Con el paso de los días, las urgencias son cada vez mayores. Para reclamar una solución que evite la desaparición del club, en los últimos días las redes sociales se han empezado a movilizar con la etiqueta  #ValorCBT.

Nuevas elecciones

Tras seis años en el cargo, la presidenta Loli Salas presentó hace un mes su dimisión después de que no surgiera ninguna candidatura para las elecciones. Ahora, se mantiene la misma junta directiva, aunque presidida por Jacint Rodríguez, que debe convocar unos nuevos comicios antes del 10 de agosto. 
Tal y como señalan fuentes internas, hay personas interesadas en coger las riendas del club, aunque será difícil que se produzcan nuevos pasos hasta que no se desbloquee la situación actual.

Temas

Comentarios

Lea También