Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

La tensa espera del CF Reus

Los jugadores tienen el compromiso de Oliver de quedar libres si no hay venta

Marc Libiano

Whatsapp
David Querol y Jesús Olmo, en el centro, charlan durante el entrenamiento de ayer.  FOTO: alba mariné

David Querol y Jesús Olmo, en el centro, charlan durante el entrenamiento de ayer. FOTO: alba mariné

La suspensión del partido ante Las Palmas, que debía disputarse ayer en el Estadi, con motivo del artranque de la segunda vuelta, no impido que Xavi Bartolo y sus jugadores se ejercitarán por la mañana en el campo anexo del Estadi. Estuvieron todos los disponibles menos Linares, que definitivamente ha sido apartado de la dinámica de grupo, una vez ha renunciado a vestir la camiseta del CF Reus.

En el ambiente se palpaba una tensa espera, sobre todo porque tanto cuerpo técnico como jugadores son conscientes de que el desenlace final de esta historia se encuentra a la vuelta de la esquina. Los futbolistas tienen el compromiso de Oliver de que si el lunes a las 23.59 horas no está cerrada la venta del club, el miércoles quedarán libres y podrán buscarse nuevo destino. Es decir, mañana es el plazo en el que se celebrará una solución o se lamentara la pérdida de la primera plantilla y la expulsión definitiva del fútbol profesional. Cabe recordar que el Reus se enfrenta a cinco años de sanción, una sentencia que ha propuesto el mismo juez social de LaLiga.

El todavía propietario se reunió con el plantel el pasado viernes, un encuentro impuesto por los mismos jugadores ante la falta de información y de explicaciones sobre la situación que acostumbran a tener. Los futbolistas ven cómo queda poco tiempo para el cierre del mercado, el próximo 31 de enero, y necesitan un margen de días para poder encontrar nuevo equipo si el Reus no arregla sus problemas financieros. Mientras, cuerpo técnico, empleados y fútbol base siguen sin percibir ni un euro de sus últimas cuatro nóminas. La situación cada vez es más alarmante.

Dos días de permiso

Ante las dudas y la incertidumbre que ahora mismo envuelven al club, Xavi Bartolo ha concedido dos días de permiso a sus futbolistas, que en principio regresarán a los entrenamientos el martes, siempre y cuando Oliver cierre la venta del club. Teniendo en cuenta que el partido ante el Albacete del próximo domingo, a priori, también está aplazado por LaLiga, la preparación del equipo no quedará demasiado condicionada. Ahora mismo, la actualidad de la entidad va mucho más allá de lo deportivo. Urge una solución financiera que solamente puede llegar de inversión exterior, ya que el actual propietario ya ha declarado que no dispone de liquidez para hacer reflotar al Reus. A Oliver tampoco le queda más tiempo para negociar un presente que agoniza al club y que invita a LaLiga a eliminarle.

Temas

Comentarios

Lea También