Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

LaLiga ignora la visita de un empresario de Reus

Se negó a recibirle ayer porque no había pedido cita. Asegura tener un aval

Marc Libiano Pijoan

Whatsapp
El presidente de LaLiga de Fútbol Profesional, Javier Tebas, en una rueda de prensa.  FOTO: efe

El presidente de LaLiga de Fútbol Profesional, Javier Tebas, en una rueda de prensa. FOTO: efe

Un empresario de Reus, que prefiere mantener el anonimato de momento por un acuerdo de confidencialidad, ha mostrado su interés y se encuentra en plena negociación con Joan Oliver y su grupo financiero, en el que también forman Joan Laporta, expresidente del Barcelona, y Rafa Yuste, exdirectivo azulgrana, para la compra del CF Reus. 

El reusense viajó ayer a Madrid para entrevistarse con la Federación Española y LaLiga y conocer de primera mano los procesos que debe seguir para aspirar a la compra. En la Federación, este empresario, junto a otro representante de su mismo grupo y un abogado, lograron ser atendidos. A media mañana, en cambio, se encontraron con la negativa de LaLiga, porque curiosamente no habían pedido cita previa. Este posible inversor asegura disponer de un aval económico importante, aunque, según ha podido saber el Diari, LaLiga no está muy a favor de los avales.

El grupo regresó a Reus sin el objetivo de conocer de primera mano cuáles son las impresiones de LaLiga sobre el asunto. Aseguran que el miércoles por la noche mandaron un correo para pedir esa cita, aunque, según la misma Liga, ese pedido no contaba con los requisitos que exige el estamento.

El empresario reusense se va a reunir durante el día de hoy con Joan Oliver para intentar avanzar los términos de la negociación, aunque el propietario del Reus parece que maneja otras opciones.

Más opciones

El problema para Oliver y su grupo es que el tiempo se agota. Encima de la mesa cuenta con dos propuestas más, aunque a día de hoy no ha cerrado ninguna. Los plazos ya marcan mucho los tempos. El proceso no cuenta con un gran recorrido. Oliver tiene claro que hasta el lunes puede disponer de margen, pero a partir de esa fecha, la salud del CF Reus puede quedar muy dañada. 

El juez de Disciplina social de LaLiga debe fallar el martes sobre el expediente administrativo que el Reus tiene abierto por sus impagos y eso podría provocar la expulsión del equipo de la competición de Segunda División y el descenso automático a la Segunda B. De ahí que el todavía propietario haya quedado muy limitado ya a la hora de encontrar un acuerdo de venta que solucione de forma total todos los problemas financieros que ahora mismo padece la SAD.

El Reus está convencido de que el hecho de sólo contar con 12 fichas de la primera plantilla no puede ser un argumento legal para expulsar al equipo, ya que, ese hecho prácticamente se ha dado desde la primera jornada de Liga en Las Palmas. Además, con más o menos recursos y acierto, el equipo ha competido a pesar de no contar con igualdad de condiciones con respecto a sus rivales. Hoy, el Reus dispone de 20 puntos y se encuentra a uno de la zona de permanencia. Es decir, si gana este sábado al Numancia saldrá de ella.

Durante el día de hoy podrían producirse más novedades con respecto a una traman que parece no tener fin. La venta del CF Reus se ha convertido, probablemente, en la venta más compleja de la historia. Nadie acierta a conocer los motivos por los que Oliver, en cinco meses, no ha logrado colocar el club, porque propuestas no le han faltado. Quizás los cinco millones de deuda declarados no han ayudado a ello.

Temas

Comentarios

Lea También