Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

LaLiga penaliza los impagos por encima de las deudas

Clubes como el Zaragoza o el Depor presentan una deuda muy superior al CF Reus, pero sí que están al corriente de pago a diferencia de los rojinegros

Juanfran Moreno

Whatsapp
Javier Tebas, presidente de LaLiga, en un acto institucional. FOTO: EFE

Javier Tebas, presidente de LaLiga, en un acto institucional. FOTO: EFE

LaLiga no tuvo reparos a la hora de expulsar al CF Reus. Fue una decisión totalmente firme que a día de hoy sigue escociendo con el mismo dolor en el club rojinegro. Se consideraba excesivo el castigo por una gestión de un propietario como Joan Oliver que ya no forma parte de la entidad reusense tras vender la propiedad a Clifton Onolfo y Rusell Platt.

Sin embargo, el juez de disciplina social de LaLiga no tuvo en cuenta el cambio de propietarios al asegurar que «el saneamiento (presunto o real, total o parcial, creíble o no) de una entidad después de haber realizado el hecho infractor y haberse beneficiado de él no puede tener efectos enervadores de la sanción».

Hay que recordar que más allá de la expulsión inmediata que sufrió el CF Reus de LaLiga, el club rojinegro recibió una sanción económica de 250.000 euros y el castigo que más dilapida las opciones de un futuro esperanzador para los rojinegros: la expulsión del fútbol profesional durante los tres próximos años. Es decir, el CF Reus solo podrá competir como máximo en la categoría de Segunda División B. Da igual lo que haga sobre el terreno de juego, ya que el ascenso a 2ª será cortado de inmediato en los despachos.

El CF Reus no entiende ninguna de las medidas a las que va a tener que hacer frente a no ser que el TAD les de la razón. No comprende por qué se le trata con tanta dureza cuando su deuda no es ni mucho menos grave si la comparamos con la de otros clubes de la Segunda División. El Zaragoza o el Deportivo son clubes que presentan una deuda concursal descomunal.

Los maños acumulaban 145 millones de deuda total a principios de julio de 2018. Una deuda repartida así: 68 millones de euros de deuda ordinaria, otros 50 millones a los acreedores privilegiados –principalmente con Hacienda, con la que el Zaragoza acordó un convenio singular– y los 27 millones subordinados, contraídos con Agapito Iglesias, anterior máximo dirigente del Zaragoza, o algunas de sus sociedades. El Deportivo también presentaba una importante deuda en junio de 2018. Mantiene a día de hoy 87 millones de deuda concursal. Llegó a alcanzar los 160 millones en 2014, tal y como afirmó su presidente, Tino Fernández.

Los impagos, el detonante

Hay que dejar claro que el CF Reus ha sido expulsado de LaLiga no solo por su deuda (5 millones), sino que el detonante principal ue el hecho de que ni jugadores, ni miembros del cuerpo técnico, ni trabajadores cobraban. Seis futbolistas (Badia, Olmo, Vítor, Carbia, Shaq Moore y Mikel Villanueva) abandonaron el club después de acumular tres meses sin cobrar.

Tras ellos, se marchó el resto de la plantilla con una nómina pendiente de cobrar y gracias a un documento firmado por Joan Oliver en el que les concedía la libertad tras no haber conseguido vender el club en la fecha fijada.

Por lo tanto, conviene resaltar que el CF Reus no ha sido expulsado principalmente por su deuda, sino que el impago reiterado a futbolistas, cuerpo técnico y trabajadores del club fue el eje principal sobre el que giró la decisión.A fecha de ayer, los futbolistas del filial seguían sin cobrar, algo que los nuevos dirigientes prometieron hacer a lo largo de esta semana.

Temas

Comentarios