Más de Deportes

Laporta: “El club está por encima de todo, incluso del mejor jugador del mundo”

El presidente del FC Barcelona explicó que no se pudo inscribir a Lionel Messi porque no hay margen salarial, algo de lo que resposabiliza a la antigua directiva y a su nefasta gestión

John Bugarin

Whatsapp
Laporta da explicaciones sobre el adi�s de Messi

Laporta da explicaciones sobre el adi�s de Messi

Esta mañana los culés se despetaron con ganas de que la marcha de Messi fuera solamente una pesadilla, pero nada más lejos de la realidad. El presidente del FC Barcelona, Joan Laporta, declaró en la rueda de prensa que dio este viernes en el Auditori 1899 del Camp Nou, que la continuidad del astro argentino es inviable por la situación económica y financiera en la que se encuentra el club. El máximo dirigente azulgrana explicó que estaban dispuestos a hacer una gran inversión por el delantero pero que tuvieron que tomar esta decisión porque “el club está por encima de todo y de todos, incluso por encima del mejor jugador del mundo”.

Las declaraciones de Laporta han girado entorno a dos cuestiones importantes: la masa salarial y la nefasta gestión de la antigua directiva. “Primero de todo, quiero decir que hemos recibido una herencia mala y la masa salarial deportiva representa el 110% de los ingresos del club. No tenemos margen salarial”, explicó el presidente del Barça. Es un porcentaje muy elevado y que sobrepasa ampliamente el ‘fair play financiero’ de LaLiga. De hecho, se recomienda tener solo un 60-70%.

Para solventar este problema, Leo Messi iba a firmar un contrato de dos años que el club barcelonés le iba a pagar en cinco. Desde el club pensaban que “encajaba en los criterios de LaLiga, en otros países funciona, pero aquí no ha sido aceptado. LaLiga también tenía sus presiones porque había clubs que querían que se cumpliesen las normas”. Laporta dejó entrever que institución deportiva no fue suficientemente flexible, aunque confiesa que desde la directiva siempre fueron conscientes de que existía una normativa a cumplir. 

Vista la negativa por parte de Tebas, el Barça planteó un nuevo contrato por cinco temporadas, que Leo también aceptó. “Pensábamos que podíamos renovar a Messi, LaLiga nos dejó entrever que eso podría entrar, Ha acabado desencadenándose esta situación. Es cierto que recibiríamos un dinero, pero pensamos que hipotecar los derechos de televisión medio siglo no es lo que conviene a la entidad”, comentó Joan Laporta sobre el posible acuerdo de la liga con CVC. Esto solo iba a suponer un aumento del 15% en el límite salarial, que tampoco iba a solucionar la situación. Otra de las posibles soluciones era dar puerta a algunos jugadores con contrato para rebajar la masa salarial. “Se intentó con una serie de contratos que está nen vigor, pero no se pueden romper de forma unilateral porque también tiene sus riesgos”, lamentó el dirigente catalán. Esta situación ha obligado al Barça a tomar una decisión muy dura pero a la vez necesaria, dejando marchar a su activo más valioso.

Cuando Laporta fue preguntado por los responsables de la no continuidad de Messi, no dudó en señalar a la herencia ruinosa que dejó la directiva encabezada por Josep Bartomeu. “La gestión calamitosa de la junta anterior excedió el límite salarial y no hemos tenido tiempo de revertir esta situación. No hemos tenido seis meses. Había un presupuesto que parece que es otro, mucho peor del que había”, afirmó el presidente del Barça, que no se siente para nada culpable de esta situación.

En la rueda de prensa de ayer también tuvo buenas palabras hacia Lionel Messi, del que recalca que en todo momento quiso quedarse en Barcelona pese a tener ofertas mayores a nivel económico: “Leo quería quedarse y no está contento. Todos teníamos la intención de que se quedara y ahora él se enfrenta, como nosotros, a la realidad. El Barça es su casa, ha engrandecido el palmarés como nadie”. La idea de la junta era que en dos años se iniciara la era post-Messi, algo que entraba también en los planes del argentino que por esas fechas cumpliría ya los 36 años. Pero todo se ha precipitado en una despedida fría e inesperada que desvincula al delantero del club en el que debutó profesionalmente en 2004 y que 17 años después abandona, dejando atrás numerosos títulos y récords para la historia. 

“Leo deja un legado excelente. Ha estado el jugador con más éxitos de la historia del club, ha dejado una huella esplendorosa en la historia del Barça”, comentó Joan Laporta. También añadió que “el homenaje a Leo Messi será el que él quiera. Sabemos la situación en la que estamos y eso lo hace complicado”. El presidente azulgrana espera poder ver el homenaje que se merece el delantero en un Camp Nou lleno de espectadores culés, que por culpa de la pandemia llevan más de un año sin poder disfrutar en vivo del que para muchos es el mejor jugador del mundo.

Ahora la junta deberá plantear una nueva etapa, que se plantea bastante complicada. En el apartado deportivo es más que evidente que la marcha de Messi supone un mazazo de gran calibre. Laporta explicó que los jugadores “ya van entendiendo que lleva una nueva época y quieren demostrar que son unos grandes profesionales que están cumpliendo un sueño”, y se les exigirá máximo compromiso y profesionalidad.

A nivel económico también pintan bastos. Pese a no contar ya con la elevada ficha de Messi, el club azulgrana sigue con el agua al cuello en cuanto al límite salarial se refiere. “La política salarial deportiva se tiene que reconducir y lo estamos haciendo. Tenemos que apretar mucho para conseguir ingresos”, apuntó Joan Laporta. Pero lo más preocupante es el déficit de la pasada temporada. “Las pérdidas que teníamos previstas eran de unos 200, pero serán de 487 que son muchas”, declaró el dirigente del FC Barcelona haciendo saltar las alarmas entre los aficionados. Otra de las dudas que asalta a la parroquia culé es si los nuevos fichajes podrán ser inscritos. Laporta afirmó que según los cálculos del club no debería suponer ningún problema, gracias al esfuerzo que han hecho las nuevas incorporaciones con sus contratos. 

Algunos aún tienen la esperanza de volver a ver a Messi vestido de azulgrana, un sueño del que se han tenido que despertar por las palabras de Joan Laporta: "Todo esto son hipótesis, que hoy por hoy no son reales. Yo quería estar aquí con Leo y anunciar que seguía en el Barça. A mí también me gusta soñar, pero hoy por hoy esto no es posible”.
 

Temas

Comentarios

Lea También