Deportes TENIS DE MESA

Las Ganxetes y su ‘subidón’ a Superliga

Las reusenses logran en el partido decisivo de dobles el ascenso a la máxima categoría y el título de la División de Honor. El Universidad de Burgos se había colocado con una ventaja de 0-2  a favor

Francesc Joan

Whatsapp
La alegría se desbordó con el punto definitivo. En la imagen Svetlana Skobina, Constanza Martinez, Andrea Pérez, Joan Carles Virgili, Regina Kim y Yanlan Li. FOTO: Alba Mariné

La alegría se desbordó con el punto definitivo. En la imagen Svetlana Skobina, Constanza Martinez, Andrea Pérez, Joan Carles Virgili, Regina Kim y Yanlan Li. FOTO: Alba Mariné

Ruixang Tang, una de las mas firmes promesas del Club Tennis taula Ganxets de Reus, apenas se inmutaba desde las sillas de la segunda fila. Ni él ni varios más de los canteranos más del club. Charlaban y sonreían. Como si todo estuviera controlado en la mesa de juego. La cara de los aficionados adultos, en cambio, era un auténtico poema. Cuando las manecillas del reloj indicaban las siete de la tarde el Universidad de Burgos dominaba por 0-2 ante el Vermuts Miró, el equipo femenino de la entidad, y el ascenso a la Superliga estaba muy cuesta arriba. Peligraban igualmente el título absoluto de la División de Honor y la fiesta que Joan Carles Virgili y su equipo tenían preparado en la sede del club ubicada en el carrer Evarist Fàbregues, escenario de la fase de ascenso.

Dos horas después esas caras irradiaban felicidad, la celebración se puso en marcha, las chicas levantaron el trofeo de campeón y los Ganxets obtuvieron el billete para la máxima categoría del tenis de mesa nacional. Histórico e insólito.

Con emoción e incertidumbre hasta el final Yanlan Li y Regina Kim le dieron el 4-3 definitivo a las reusenses en el decisivo partido de dobles, tras batir por 3-0 a Dranca Dorina y Elvira Fiona. Un triunfo que desembocó en abrazos, besos e incluso alguna lágrima. Lo bordaron las dos jugadoras de los Ganxets, que curiosamente nunca antes habían jugado un doble juntas. Nadie había contemplado en sus planes llegar a un final tan equilibrado.

Regina Kim, golpeado la bola, y Yanlan Li a su lado, en el doble definitivo que le dio
el ascenso al Vermuts Miró Reus. FOTO: Alba Mariné

El favoritismo de las reusenses en la eliminatoria ante el Burgos, campeón del grupo 1 de división de Honor, era máximo: se habían impuesto en  el grupo más fuerte de los dos; sobre el papel disponían de mejores jugadores; su trayectoria había sido inmaculada en la segunda vuelta; y encima jugaban en casa

Sin embargo la rumana Dranca Dorina, una zurda de juego exquisito y efectivo, se le atrangó de inicio a Yanlan Li, en el duelo entre las números uno de cada equipo. La veterana Ganxeta apenas falla en esos grandes duelos, pero no pudo con su rival, que se impuso por 1-3 (10-12, 11-4, 8-11 y 5-11). Luego, la dos de las burgalesas, Elvira Fiona, hizo lo propio con Constanza Martínez (9-11, 11-6, 9-11 y 5-11).

Ese 0-2 no daba apenas margen de error a las reusenses. Se encargó primero Regina Kim de poner el 1-2 ante Celia Delgado (11-5, 11-5 y 11-6), y a continuación YanLan Li de empatar la eliminatoria con su triunfo ante Elvira Fiona (11-5, 7-11, 1-7 y 11-4).

Pero alguien había escrito en el guión que habría sufrimiento hasta el final. Sobre todo después de que Regina Kim cayera ante la casi invencible Dranca Dorina con un resultado excesivamente duro en contra de la uzbeka (9-11, 8-10 y 10-12). Por suerte Constanza Martínez salvó los muebles y forzó el desempate y los dobles tras ganar en el último de los partidos individuales a Celia Delgado (11-8, 11-6 y 11-4).

Emoción y alagría nada más acabar el duelo ante el Burgos. FOTO: Alba Mariné

Temas

Comentarios

Lea También