Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Las reformas del Estadi de Reus salen a licitación

Las obras contemplan la mejora de accesos, la impermeabilización de gradas o la creación de una zona para la afición rival

Francesc Joan

Whatsapp
Todas las gradas del Estadi municipal de Reus se impermeabilizarán.  Foto: Alfredo González

Todas las gradas del Estadi municipal de Reus se impermeabilizarán. Foto: Alfredo González

El Diari Oficial de la Generalitat de Catalunya publicó ayer el anuncio sobre la licitación de las obras de reforma del Estadi municipal de fútbol de Reus. La adecuación, cuyo presupuesto básico asciende a 870.365,10 euros con IVAincluido, incluyen mejoras necesarias e imprescindibles que exige la Liga de FútbolProfesional para que el primer equipo del CF Reus Deportiu pueda jugar sus partidos de la Segunda División, tras su reciente ascenso. La empresa que resulte ganadora del concurso tendrá siete meses para acometerlas.

Entre esas mejoras que ahora se licitan figuran sobre todo las relacionadas con la seguridad del Estadi, inaugurado en 1977 y que ya fue reformado parcialmente en 2006. Se adecuarán por ejemplo las zonas de paso de las escaleras de accesos generales a las gradas o el saneamiento e impermeabilización de éstas; la sustitución de todas las vallas de hierro escalables, por otras de acero inoxidable; y se delimitará una zona aislada para la afición rival.

La adecuación también incluye otras obras como el desmontaje de la antigua barra de bar de tribuna y la adecuación en su lugar de nuevas cabinas para los medios de comunicación; o la habilitación y urbanización de un espacio destinado a aparcamiento entre el campo de rugby y la calle Recasens i Mercader, con acceso desde este vial.

En paralelo a esas obras que Reus Esport i Lleure ya contemplaba antes el ascenso se cumplirá con otras exigencias de la LFP como la instalación de lavabos en los goles o dos kioskos de venta de bebidas y refrescos, de tornos en las puertas al Estadi para controlar el acceso de los aficionados o de una sala de control para cumplir con la ley contra la violencia.

La LFP concede un margen de dos años para acometer algunas otras mejoras, caso por ejemplo de un aforo mínimo de 6.000 espectadores que independientemente Reus Esport i Lleure también podría proyectar antes de ese plazo si lo considera oportuno, con obras de ampliación o la instalación de gradas supletorias. Ahora mismo la capacidad del Estadi es para 4.500.

Temas

  • DEPORTES

Comentarios

Lea También