Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Deportes POLIDEPORTIVO

Lo mejor de los Juegos: el nivel deportivo, los voluntarios y el legado

La de Tarragona ha sido la cita con más medallistas olímpicos de la historia. Los voluntarios han sido pieza clave. Queda un magnífico legado

Francesc Joan

Whatsapp
Mireia Belmonte logró cuatro medallas, dos de oro. FOTO: Pere Ferré

Mireia Belmonte logró cuatro medallas, dos de oro. FOTO: Pere Ferré

1. El nivel deportivo 
Los de Tarragona han sido los Juegos Mediterráneos con más medallistas olímpicos de la historia, lo que ha otorgado un excelente nivel al evento. En natación, gimnasia, halterofilia, esgrima, vela, por citar algunos ejemplos, y deportes de equipo como el balonmano o el waterpolo. El atletismo también ha ofrecido excelentes prestaciones pese a que la competición se acabó solapando con la Diamond League de París, donde se dieron cita las principales estrellas españolas y de otros países. En otras deportes como el fútbol, ciclismo y baloncesto 3x3 -limitados por edad- o el voleibol se ha podido ver a promesas que en breve serán estrellas de sus deportes.

2. Récords para la historia
Los 3.648 deportistas y 26 países participantes, y los 33 deportes representados, suponen cifras jamás alcanzadas. Tarragona, hasta ahora la ciudad más pequeña en acoger los Juegos, pasará también a la historia por el estreno del triatlón, el waterpolo femenino y el baloncesto 3x3; por ser la sede donde se han firmado además varios récord de los campeonatos en atletismo y natación; y por ser el escenario donde alcanzó sus primeras victorias en unos Juegos Mediterráneos (firmó dos oros y dos platas) Mireia Belmonte, una de las grandes estrellas junto a Jessica Vall (dos oros, una plata y un bronce). 

3. Los voluntarios, pieza clave 
Los 2.850 voluntarios han sido pieza fundamental para sacar adelante los Juegos. Su dedicación, implicación y esfuerzo han sido el complemento perfecto para la organizacion. Sin ellos hubiera sido imposible cubrir las 16 sedes y asistir a los deportistas en puntos estratégicos como el anillo mediterráneo de Campclar o la villa situada en los hoteles de PortAventura.   

4. El equipo organizativo
La organización ha recibido las felicitaciones de los comités olímpicos participantes, según han destacado los presidentes del Comité Internacional de los Juegos Mediterráneos, Amar Addadi, y del Comité Olímpico Español, Alejandro Blanco. Es cierto que se han cometido errores, como sucede en  todas las ediciones, pero la organización ha cumplido pese a la complejidad que representaban por el volumen de participación y sedes (16) y por los obstáculos burocráticas, administrativos y presupuestarios que tuvieron desde el primer día. Sin olvidar que esas limitaciones dejaron un equipo de trabajo muy reducido en cuanto a efectivos, en comparación con otras ediciones.        

5. El alojamiento
Los deportistas se han sentido como en casa en los hoteles de PortAventura, que ha ejercido como villa mediterránea. La adaptación de las instalaciones, su comodidad y la alimentación les ha encantado. En otras ediciones las villas presentaban numerosas deficiencias y en Pescara’2009, por ejemplo, algunos deportistas incluso tuvieron que dormir en plegatines.

Dos voluntarios, junto a Tarracvs, durante la clausura. FOTO: Pere Ferré

6. La seguridad 
La alerta terrorista, en nivel 4, era una de las principales preocupaciones de la organización. El despliegue ha funcionado con enorme eficiencia. No se ha producido ningún incidente de seguridad con la familia mediterránea. 

7. Sedes implicadas 
Uno de los objetivos de estos Juegos era que no sólo fueran de Tarragona, sino de todo el territorio. Y las sedes lo han conseguido, gracias a su máxima implicación con la organización y pese a acoger algunos municipios modalidades deportivas con las que no tenían ningún vínculo ni tradición. 

8. La proyección
Los Juegos han podido gustar más o menos, han tenido seguidores y detractores, pero ningún otro acontecimiento organizado en Tarragona ha tenido jamás tanta difusión televisiva. Entre seis y siete horas de media de retransmisiones a través de TVE, que servía la señal internacional y ha desembarcado con algunos de sus programas estrella, y también los directos y resúmenes de TV3 y TAC 12-La Xarxa de Comunicació Local han servido para proyectar la marca de Tarragona. 

9. El legado
Después de 10 días de competición los Juegos Mediterráneos ya han pasado. Lo más importante es el legado que queda: para los municipios sede, instalaciones mejoradas y renovadas; en Tarragona ciudad, un anillo mediterráneo con un Palau d’Esports para 5.000 espectadores y una piscina de 50 metros, y un estadio de atletismo totalmente nuevo. Clubs y ciudadanos se beneficiarán de las instalaciones y de las posibilidades del complejo, que es a la vez un pulmón verde. 

Temas

Comentarios

Lea También