Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Lodi, la ciudad del hockey, pone a prueba al Reus Miró

Los jugadores viven como si fueran estrellas y junto a la estación de tren se construyó en 2011 una estatua en homenaje al primer Scudetto del club. A los de Garcia les espera un clima caliente, con más de 2000 hinchas en el Palazetto Castellotti

Marc Libiano

Whatsapp
La estatus de Lodi, en homenaje al hockey. Foto: Cedida

La estatus de Lodi, en homenaje al hockey. Foto: Cedida

Existen pocos lugares que sientan tanta pasión por el hockey como Lodi, una ciudad de 43.000 habitantes en la región lombarda centro-meridional que vibra con su equipo en el Palazetto Castellotti, para poco más de 2.000 espectadores. Los ambientes de efervescencia resultan ya conocidos por todo el mundillo, visitar Lodi significa una prueba de madurez absoluta para cualquier rival. La tendrá el Reus mañana (21.00 horas), en la segunda jornada de la fase de grupos de la Liga Europea, donde el Amatori se ha convertido en enemigo directo en busca de la clasificación para los cuartos de final.

La sociedad transalpina, presidida actualmente por Gianni Blanchetti, ha podido resistir a la exigencia económica de los grandes miuras europeos gracias al apoyo que recibe en forma de patrocinio de la Banca Populare de Lodi. La gestión, eso sí, huye del derroche. El Lodi no paga barbaridades y sostiene la marcha de sus estrellas con fichajes repletos de buen gusto. Salió este verano el talentoso Verona (Sporting) y recalaron en el club Joao Pinto (Sporting) y el joven Gavioli (Viareggio).

El Reus ya visitó Lodi la pasada temporada

La vida de los jugadores del Lodi en la ciudad se asemeja a la de una estrella del fútbol. Los hinchas los reconocen en cada rincón, en cada café, en la panadería. Así lo disfrutó el portero reusense Adrià Català, ahora en el Trissino, y campeón del Scudetto con el Amatori Wasken Lodi en mayo de 2018. «Es una locura. Para mí es el mejor sitio para sentirte jugador profesional de hockey. Fui a Lodi hace dos fines de semana y por la ciudad me conocía todo el mundo. Me seguían parando para saludarme», admite. 

El Reus no va a escapar del clima caliente que suele generarse en el Palazetto. En la última cita del Scudetto, ante el Viareggio, se juntaron 2000 hinchas para arropar al equipo de Nuno Resende, que ha echado raices en Lodi. Su scuadra lidera con solvencia la fase regular de la competición doméstica y esto todavía ha generado más euforia en la ciudad, de nuevo ilusionada con repetir el título de hace dos años.
Mientras, junto a la estación de tren de Lodi, sigue reinando la estatua del jugador de hockey que se construyó en 2011 para conmemorar los 30 años del primer Scudetto que levantó el club en su historia. Un bonito homenaje a su deporte rey.

Temas

Comentarios

Lea También