Más de Deportes

Deportes Fútbol

Los Picapiedra granas llaman a la puerta de la titularidad

Fútbol. Pablo Fernández y Pedro Martín son la pareja de moda del frente ofensivo del Nàstic

Juanfran Moreno

Whatsapp
Pablo Fernández y Pedro Martín celebran el gol conseguido por el delantero malagueño

Pablo Fernández y Pedro Martín celebran el gol conseguido por el delantero malagueño

Una nueva dupla hace soñar a la afición del Nàstic. Pedro Martín y Pablo Fernández han caído de pie en esta pretemporada en el esquema de Raül Agné. Los dos delanteros están en un estado de forma formidable y han coleccionado actuaciones de gran valor en los cuatro amistosos que se han jugado hasta el momento. Frente al Girona fueron los encargados de marcar los dos goles del conjunto grana en dos acciones de ariete que refrendaron que su olfato goleador está fino este verano.
Ambos se llaman Pablo y Pedro y eso provoca que automáticamente el mote se les haya colocado ya por parte del club grana, la afición y los medios de comunicación. Son Los Picapiedra grana, así han sido bautizado en un claro guiño a dos personajes de la la serie de animación de los 60 llamada Los Picapiedra (The Flinstones). Pedro Picapiedra y Pablo Mármol son los dos protagonistas de esta serie que explica las aventuras de dos familias protagonistas en unos hechos que se desarrollan en un pueblo llamado Piedradura en una versión ficticia de la Edad de Piedra con una sociedad idéntica a la de los Estados Unidos a mediados del siglo XX.
En el Nou Estadi no hay ficción que valga y Pedro Martín y Pablo Fernández ya han comenzado a demostrar que son una pareja que se complementa muy bien sobre el terreno de juego y tiene mucho gol. Arriba la competencia es voraz con otros delanteros de la talla de Fran Carbia y Édgar Hernández, pero de momento parece que Los Picapiedra granas parten con ventaja de cara al primer partido liguero frente al Atlético Sanluqueño. 
En el partido ante el Valencia Mestalla, ambos no pudieron jugar juntos y se echaron de menos, puesto que curiosamente ninguno de los dos vio puerta. Quizás ante el Barça B les toque de nuevo. Ambos mezclan muy bien sobre el verde, ya que presentan virtudes que se retroalimentan. Pedro Martín es un ariete al que le gusta la libertad. Se siente cómodo cayendo a banda, ya que allí puede explotar su velocidad y su uno contra uno. No ha sido nunca un punta al que le haya gustado fijar centrales y permanecer inmóvil en el centro del ataque. Precisamente estas están siendo algunas de las virtudes que está exhibiendo Pablo Fernández en sus primeros partidos como grana. Está siendo vencedor en los duelos individuales y su capacidad para pelear con los centrales rivales está fuera de toda duda. 
Este es un rol que el delantero asturiano ya dejó entrever en el Cornellà, aunque en ocasiones también actuó de falso extremo, en un rol parecido al que tenía en el primer equipo del Sporting con el que acumuló varios partidos tanto en Primera como en Segunda División. 
Sin embargo, Pablo Fernández es un ariete espigado, fuerte y que se siente cómodo fijando a los defensas rivales. Además, sus movimientos dentro del área son de ‘9’ puro y siempre está colocado donde la jugada pide. Ante el Girona marcó un gol, pero pudo hacer dos más de llegar a estar fino en el remate. En todo caso generó las dos ocasiones gracias a sus movimientos tácticos en el interior del área y a los dos pases de Simón con el que parece que va a formar otra buena conexión. 
Hay mucha ilusión puesta en esta pareja de delanteros por parte de los aficionados del Nàstic, pero lo cierto es que existe la posibilidad de que se rompa antes del inicio de temporada. A Pedro Martín le resta un año de contrato y él quiere seguir en Tarragona, pero de momento no se ha llegado a un acuerdo para renovar, pese a que el Nàstic ya anda manos a la obra para ello y su intención es cerrarlo antes del inicio de la temporada. 
Las posturas no son del todo cercanas en estos momentos y el Odisha CF que dirige Kiko Ramírez y Hyderabad FC siguen apretando para intentar seducir al ariete malagueño. El primero incluso estaría dispuesto a pagar la cláusula si recibe el OK del delantero. No obstante, la renovación sigue abierta y Pedro Martín prioriza seguir en el Nàstic, por lo que hay motivos para confiar en que el acuerdo se pueda producir, tal y como desean ambas partes.

Temas

Comentarios

Lea También