Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Los americanos Russel Platt y Clifton Onolfo compran el CF Reus y lo salvan del desastre

El grupo US Real State Investment, establecido en  Miami Beach, se convierte en el nuevo propietario de la SAD tras sellar el acuerdo esta pasada madrugada, en una operación relámpago. La firma incluye la salida de Joan Oliver del club, ya que ha vendido todas sus acciones

Marc Libiano

Whatsapp
Alfredo González

Alfredo González

La empresa americana US Real State Investment se ha convertido en la nueva propietaria del CF Reus, una vez se ha selllado el acuerdo con el anterior máximo accionista, Joan Oliver y su grupo financiero, en el que se encuentran el expresidente del FC Barcelona, Joan Laporta y el exdirectivo azulgrana, Rafa Yuste. Se trata de una operación relámpago que se ha llevado a cabo esta misma semana y que se ha cerrado esta pasada madrugada.

Real State Investment se va a hacer cargo de la deuda del club, declarada en cinco millones de euros, y además va a invertir en la ampliación de capital que permite mejorar el límite salarial del club y así poder inscribir jugadores y reforzar la plantilla en este mercado invernal, siempre y cuando llegue a un entendimiento con LaLiga. La dirección deportiva tiene trabajo por delante, ya que apenas quedan 12 días para el cierre de dicho mercado.

Russel Platt y Clifton Onolfo son los dos propietarios del grupo.El primero es el presidente de la empresa y el segundo el vicepresidente.  El grupo tiene instalada su sede central de negocios en Miami Beach.  En su mente ya se encuentra el proyecto de reforma del Estadi, en el que también pretenden incluir la construcción de un centro comercial justo al lado, en el mismo polígono Agro Reus. 

Entre otras muchas ocupaciones, la empresa cuenta con experiencia en la construcción de hoteles, vivienda y centros comerciales. De ahí que la zona del Camp de Tarragona resulte atractiva para el grupo, también la ciudad de Reus.

La operación incluye la salida de Joan Oliver y el resto de su Consejo de Administración del club, ya que Oliver ha vendido todas sus acciones. Así cierra una etapa que inició en 2013, con ascenso a Segunda A incluido en 2016. La gran crisis financiera e institucional que ha sufrido el Reus en los últimos seis meses ha provocado una salida traumática y necesaria del anterior propietario, que ha dejó sin cobrar a empleados, fútbol base y cuerpo técnico durante cuatro meses y medio.

Convencer a LaLiga

Los nuevos propietarios del club deben convencer ahora a LaLiga de que no hay motivos para descender de forma administrativa al CF Reus, una vez suspendidos los partidos ante Las Palmas y el Albacete, a la espera del dictamen del Juez sobre el expediente que Laliga ha abierto a la entidad rojinegra. El grupo va a poner al día al Reus pagando su deuda de más de cinco millones de euros y eso puede abrir las puertas a una solución positiva de cara al futuro inmediato del equipo.  El juez debe fallar sobre el expediente administrativo a finales de este mismo mes.

Temas

Comentarios

Lea También