Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Los cachorros del Betis, gran sensación del Mundialito de Cambrils

El Infantil B del Betis conquistó el Mundialito tras imponerse por 2-0 al Levante

Juanfran Moreno

Whatsapp
El Infantil B Betis brilló en el Mundialito de Cambrils. Foto: Fabián Acidres

El Infantil B Betis brilló en el Mundialito de Cambrils. Foto: Fabián Acidres

Uno llega al Municipal de Cambrils y rápidamente queda impactado. Es difícil respirar más fútbol. El Mundialito se ha convertido en una cita imperdible desde hace tres años y son miles los niños que compiten durante una semana por el territorio. Conjuntos de relumbrón, equipos más humildes del extranjero y equipos locales. Todos con un mismo objetivo: ganar.

Sin embargo, cuando va pasando el torneo se dan cuenta de que ganar solo puede uno y el hecho de competir ya es suficiente. A eso ayuda el Mundialito con las diversas competiciones que desarrolla dentro de una misma categoría. 

Es decir, existe la Copa de Oro, la Copa de Plata, la Copa de Bronce y la Copa Fair Play. Un hecho que ayuda a que todos los equipos compitan hasta el último y siempre tengan algo en juego. A más partidos, más diversión. Es sencillamente así.

Por ello, ayer no sorprendía ver el hecho que en la categoría de los niños nacidos en el 2006, es decir los infantiles de primer año, fueran los vencedores de la Copa Bronce los que más celebraran la victoria. Los Wizards de Estados Unidos estallaron tras conquistar el trofeo por 1-3 ante el Sant Pau Apóstol. Un claro ejemplo de que los niños no entienden de categorías. Y que los que están menos acostumbrado a ganar lo disfrutan casi más que los que siempre suelen hacerlo.

Destacable también fue la final de la Copa Oro. El Betis la conquistó tras superar con firmeza al Levante por 2-0. Contó con una afición de lujo que les animó en cada jugada. Respondieron completando un partido impresionante. La realidad es que su torneo ha rozado la excelencia. Solo han encajado un gol, ante el Nàstic en Octavos de final, y han anotado 55 tantos. 
Una actuación coral excelsa y no sería de extrañar que alguno de sus componentes sea futbolista del primer equipo verdiblanco en un futuro. Talento tienen y personalidad también.

En todo caso, este torneo hay que valorarlo por su componente deportivo pero también humano. Da gusto ver convivir a familiares y jugadores de país distintos. Se genera una harmonía que se percibe con facilidad. Son muchas las personas que ayudan a ello. Seguridad, cocineros, la gente de detrás de las barras, los voluntarios, los fotógrafos… Todos hacen posible que el Mundialito cada año sea más atractivo y se esté convirtiendo en un destino predilecto para algunas de las canteras más potentes del mundo.

Los otros campeones

En la categoría 2007, en la que el CF Reus llegó a semifinales, su verdugo, el Porto, derrotó al Inter por 8-7 en un partido trepidante. En la 2008, el duelo nacional entre el Málaga y el Levante se saldó con victoria malacitana por 3-0. En la categoría 2009, el Gimnàstic de Manresa superó al Girona por 7-4. En la categoría 2010, esta vez sí, el Levante salió campeón tras ganar al Atlético de Madrid en una final que acabó 4-3. Por último, el Sporting de Portugal fue el vencedor de la categoría 2011 al vencer al Porto por 4-2.

Comentarios

Lea También