Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Los ejes de la medular llegan a tiempo

Nàstic y Reus han cerrado la incorporación de dos piezas básicas para sus similares sistemas

Juanfran Moreno

Whatsapp
Juan Domínguez posa con la camiseta rojinegra en su presentación. Foto: Alfredo González

Juan Domínguez posa con la camiseta rojinegra en su presentación. Foto: Alfredo González

Era evidente que el Reus y el Nàstic tenían una posición claramente marcada en rojo a la hora de reforzar. El puesto de pivote anhelaba con fuerza un nuevo inquilino. Una posición estratégica que adquiere una importancia casi vital en el 4-3-3 por el que apostarán de manera habitual ambos conjuntos a lo largo de la temporada.

Es por ello que ambos no dudaron en esperar hasta el final del mercado. Buscaban ese resquicio predilecto para acometer la operación soñada. El Nàstic se encontró con una oportunidad ideal de mercado. Con la llegada de Luismi como imposible, Jon Gaztañaga se erigió como la opción número uno para el pivote grana. Un futbolista contrastado, con experiencia y de rendimiento inmediato. Justo lo que necesitaba el Nàstic. Un jugador que aumenta todavía más la competencia interna por un puesto en el once. Xavi Molina y Zahibo se presentan como las otras dos alternativas para ocupar

Por otro lado, el Reus sí que ha logrado cerrar a su opción número uno para el pivote. Juan Domínguez es el ‘5’ ideal para los rojinegros. Un futbolista de una calidad más que contrastada y que con el paso de los años ha ido retrasando su posición de forma paulatina. La temporada pasada lo bordó en la posición de pivote. A su exquisitez con el balón le ha añadido un sentido táctico que le ha convertido en un mediocentro completo capaz de dominar el centro del campo a su antojo.

Gaztañaga se ha ejercitado a lo largo de la semana con sus compañeros. Foto: Nàstic

No obstante, hay que recalcar que su llegada se presentaba como mucho más urgente para el Reus. Para el puesto de ‘5’, los rojinegros sólo contaban con Tito. Sin embargo, Garai apostó por Ledes para esa posición en Lugo, aunque el portugués es un futbolista que se siente mucho más cómodo jugando unos metros por delante, es decir, de interior. Con la llegada de Juan Domínguez, Ledes podría regresar a su posición predilecta en un breve espacio de tiempo.

Lo que es evidente es que ambos conjuntos han cerrado en la semana previa al derbi a dos piezas básicas para su sistema de juego. Dos hombres encargados de hacerles la vida más fácil a los demás. Con ellos, los interiores soltarán cadenas. Maikel Mesa, Tejera, Carbonell o Ledes podrán atisbar el horizonte sin preocuparse en exceso por lo que acontece a sus espaldas.

Ambos técnicos han jugado al despiste en las ruedas de prensa previas al derbi. Ninguno de los dos ha asegurado que Gaztañaga y Juan Domínguez vayan a ser titulares. No obstante, tampoco han descartado ni mucho menos su presencia en el campo. En este caso, el futbolista grana parte con ventaja puesto que sí que ha entrenado con la Real Sociedad durante la pretemporada, cosa que no ha ocurrido con Juan Domínguez quien ha estado durante los últimos días metido de lleno en llegar a un acuerdo para desvincularse del Deportivo. El tiempo dirá si los fichajes que llegaron en la semana previa al derbi, resultaron ser decisivos para el devenir de ambos conjuntos.

Temas

Comentarios

Lea También