Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Deportes FÚTBOL

Los grana, preparados para el derbi

El empate en Getafe da confianza al equipo y refuerza la labor táctica de Merino justo antes del partido señalado por la afición grana, un derbi que llega en el mejor momento para el Nàstic

Jaume Aparicio López

Whatsapp
Juan Merino, entrenador del Nàstic FOTO: Pere Ferré

Juan Merino, entrenador del Nàstic FOTO: Pere Ferré

Como señala Jorge Valdando «el fútbol es un estado anímico». Los equipos reforzados moralmente ganan más partidos y tienden a describir una trayectoria ascendente. Juan Merino ha conseguido cambiar el curso de la temporada del Nàstic partiendo de la recuperación mental de sus hombres. Les ha motivado suficientemente para perder sus miedos e inquietudes y asumir el estado natural de una plantilla con el talento que ya demostró el curso pasado.

El Nàstic ya no es el equipo angustiado que visitó el Estadi Municipal de Reus –y perdió– en la primera vuelta. Se ha vuelto más seguro. No del todo convincente pero sí práctico y eficiente.

El entrenador andaluz ha rescatado esa versión de conjunto incómodo y difícil de superar. Un tostón cuando se planta en su propio campo y remite la iniciativa del juego a su rival.

El Getafe, como antes lo hizo el Valladolid, Zaragoza o Mallorca, fue incapaz de tumbar a un equipo con una inmensa capacidad para reponerse frente a los obstáculos. En sus últimos nueve enfrentamientos ha tenido que remontar un marcador adverso en ocho de ellos, lográndolo en cinco de ellos.

Mutabilidad

Una de las virtudes que ha despertado el técnico gaditano ha sido la adaptabilidad táctica. Juan Merino trabajó la defensa de cinco para recuperar solidez defensiva. Esa apuesta conservadora, excesiva en algunos casos, ha sido productiva. Es incuestionable su buen rendimiento. Hasta el punto de que en ese esquema de tres centrales y dos carrileros se han sustentando los números de play-off que ha firmado el Nàstic en esta segunda vuelta.

En las 14 jornadas de la segunda vuelta, el cuadro grana ha sumado 23 puntos. Los mismos que sumó el Sevilla Atlético en la primera vuelta hasta la jornada 14 y que le sirvieron para colocarse en segunda posición.

Levante (28 puntos), Tenerife (25), Huesca (24) y Oviedo (24) so han logrado más puntos que el Nàstic en esta segunda vuelta.

Cambio de sistema

El Nou Estadi destapó los inconvenientes del sistema. La acumulación de hombres de talante defensivo no se acoplaba con una buena circulación de balón. Ya fuera por problemas en la ejecución del planteamiento técnico por parte de los jugadores o por un error de guión. Lo cierto es que Merino se obligó a trabajar el tradicional 4-2-3-1 para asumir la iniciativa del esférico con mejor criterio cuando el equipo actuaba de local.

Las modificaciones tácticas comenzaron hace dos jornadas. Ante el Mirandés el equipo se mostró cómodo con el nuevo dibujo y firmó el mejor partido de la era Merino. Género ocasiones, permitió poco al rival y acabó goleando (4-1).

El sábado en Getafe el equipo comenzó con el 5-3-2 hasta el gol madrileño. Sin nada que perder Merino confió en el 4-2-3-1 y le salió redondo. Empató Achille y aunque hubo momentos de sufrimiento defensivo, el equipo ha recuperado oficio. Justo en el tramo más crucial y antes del derbi.

Temas

  • DEPORTES

Lea También