Más de Deportes

Deportes Mercado

Los ‘grandes’ golpean con fuerza en el inicio del mercado

Deportivo, Racing y Albacete están completando plantillas de mucho potencial económico durante este mercado

Juanfran Moreno

Whatsapp
Fausto Tienza ha firmado por el Racing de Santander tras rescindir con el Nàstic. FOTO: ALFREDO GONZÁLEZ

Fausto Tienza ha firmado por el Racing de Santander tras rescindir con el Nàstic. FOTO: ALFREDO GONZÁLEZ

Hay una realidad y es que la Primera RFEF va a ser una categoría de altos vuelos en las que varios proyectos más propios de Segunda División van a estar presentes. Algunos son clubes históricos, con una masa social potentísima y que necesitan volver cuanto antes al fútbol profesional. Otras son entidades con un respaldo económico detrás que les hace poder posicionarse en la carrera por algunos de los futbolistas más deseados.

Contra estos dos tipos de clubes tiene que competir un Nàstic que tiene claro que no entrará en guerras económicas, pero que confía en que el bloque del año pasado y sus fichajes esta temporada le permitirá competir en el verde de tú a tú contra estos miuras. Nada que temer. De momento, se ha cerrado la llegada de Robert Simón y la de Pedro Del Campo está casi lista. Lo siguiente será el portero en un dilema final que está entre José Aurelio Suárez y Manu García. Tres llegadas que no serán las últimas, pero que responden al perfil de futbolista que se está fichando: de rendimiento inmediato y con experiencia en Segunda B.

Las consecuencias del poderío económico de estos clubes ya han comenzado a hacer mella en la planificación del Nàstic. Esto se toma con tranquilidad y consciente de que es lo que hay.

El Racing de Santander llegó hace dos semanas con una oferta de contrato a Fausto Tienza fuera de mercado que provocó que el mediocentro rescindiera su contrato con la entidad tarraconense de forma unilateral. El conjunto grana subió su oferta, pero nunca hasta el nivel de la de los cántabros.

Finalmente, Tienza aceptó unirse al proyecto del Racing que apunta a ser uno de los más potentes en la nueva categoría. El conjunto del Sardinero ha fichado a Romo del Cornellà como entrenador y ha conseguido cerrar la llegada de dos jugadores en el fútbol profesional como son Carlos Castro y Sergio Marcos, más allá de la de Fausto Tienza. Cuatro nuevas caras que le han dado un salto cualitativo al equipo tanto en el banquillo como en el césped.

No obstante, el Racing no es el único equipo que está haciendo las cosas con celeridad. Un recién descendido como es el Albacete está obrando con firmeza desde la llegada de su nuevo director deportivo, Alfonso Serrano. El conjunto manchego ha fichado a Rubén de la Barrera para el banquillo y tiene ya a varios jugadores élite de la categoría apalabrados. Sergi Maestre, Eric Montes, Diegui y Marc Llinares serán anunciados en los próximos días, tal y como ha explicado la web Cazurreando y se unirán a algunos supervivientes del descenso. Entre ellos, Bernabé Barragán, exportero del Nàstic que apunta a ser el guardameta titular y uno de los líderes del queso mecánico.

Otro proyecto que está firmando un verano de alboroto e ilusión es un Deportivo de la Coruña que sabe que no puede seguir ni un año más en el tercer escalón del fútbol español. Lo de la temporada pasada fue un fracaso que no se puede repetir y por ello este año están volviendo a echar toda la carne sobre el asador.

Un Deportivo que asusta

Al banquillo ha llegado Borja Jiménez, un técnico con dos ascensos a Segunda División en las últimas tres campañas con Mirandés y Cartagena. Él liderará una plantilla de alto nivel a la que ya se ha unido Ian Mackay y Menudo, dos fichajes que abrirán la veda de llegadas, ya que el conjunto gallego quiere más.

Aparte de los tres históricos citados, hay otros proyectos con poderío económico que todavía no se han movido mucho, pero lo van a hacer. Recién descendidos como Sabadell, UD Logroñés y Castellón agitarán un mercado en el que también tienen muchas cosas que decir clubes como el Andorra, el Badajoz, el Atlético Baleares… o el propio Nàstic.

La Primera RFEF es una Segunda B más cercana al fútbol profesional y eso está obligando a los equipos a reforzar el nivel de sus plantillas. Nadie quiere quedarse atrás y todo el mundo es consciente del nivel futbolístico que se presenta. El Nàstic está entre ellos y sigue haciendo su trabajo sin prisa, pero sin pausa.

Temas

Comentarios

Lea También