Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Deportes Voleibol

Los recortes del Ayuntamiento de Tarragona ponen en jaque el futuro del CV Sant Pere i Sant Pau

VOLEIBOL. El CV Sant Pere i Sant Pau amenaza con dejar de competir de manera inmediata si se confirma el recorte drástico de la subvención en un 40%

Juanfran Moreno

Whatsapp
Elio Carrodeguas intenta un remate esta temporada.

Elio Carrodeguas intenta un remate esta temporada.

«Estoy cansado de pedir más sacrificios y esfuerzos a la gente que trabaja en este club. Teníamos un proyecto de futuro esplendido que pasaba por terminar esta fase de deuda tan drástica durante tantos años. Todos han puesto de su parte para que esto fuera posible para que llegado el momento pudiésemos respirar y hacer las cosas como dios manda». Así de tajante se mostraba el presidente del Club Voleibol Sant Pere i Sant Pau, Alfonso Periañez, tras anunciar el pasado domingo por la noche que el club rojillo había conocido que su subvención procedente del Ayuntamiento de Tarragona para el 2020 se iba a ver reducida en un 40% si se aprobaban los presupuestos el próximo 20 de diciembre. En otras cifras, la ayuda va a bajar de 104.000 a 61.000 euros en total.

La entidad cooperativista logró liquidar la deuda el pasado 1 de enero de 2019, que llegó a rozar los 700.000 euros. Fue una gran noticia para el club cooperativista que estuvo durante 10 años realizando esfuerzos continuados y destinando gran parte de la subvención del presupuesto en esta exigente labor. «A la deuda se le dedicaban anualmente unos 55.000 euros que se conseguían a través de recortes y sacrificios», resalta Periañez.

El futuro del club rojillo es insostenible a corto plazo con este nuevo presupuesto. El presidente de la entidad y el entrenador del primer equipo, Vlado Stevovski, comparten esta postura. El máximo dirigente afirma que «nuestra evolución está siendo positiva, lo que significa que el año que viene las cosas podrían ser mejores deportivamente y a su vez serían peores económicamente». El entrenador cooperativista va un paso más allá y asegura: «Tenemos muchas posibilidades de jugar la fase de ascenso, pero lo importante primero es solucionar esta situación, ya que si no lo hacemos probablemente no vamos a seguir compitiendo ni entrenando». Una declaración firme de intenciones del técnico macedonio.

En todo caso, el CV Sant Pere i Sant Pau todavía espera que desde el Ayuntamiento haya algún cambio antes de la aprobación de los presupuestos que será este próximo 20 de diciembre. «Rezaremos para que en esos presupuestos alguien ponga los puntos sobre las íes, ponga el corazón en la mano y piense en el deporte de la ciudad. A pesar de ser un club minoritario, el CV Sant Pere i Sant Pau sigue siendo el club de la ciudad que compite a más alto nivel y que tiene mejor cantera. Si eso es malo que nos lo digan. Si desean una base que compite por casa que nos lo digan», espeta el presidente de la entidad cooperativista.

Alfonso Periañez no dudó en criticar públicamente la falta de atención del Alcalde de la ciudad, Pau Ricomà, quién no se ha reunido con el club rojillo desde que tomara posesión de su cargo el pasado 15 de junio de 2019. «Desde que tomó la alcaldía Pau Ricomà estamos intentando tener una conversación con él. Queríamos explicarle los problemas del equipo y no ha sido posible todavía a estas alturas. Con todos los alcaldes anteriores el club ha tenido buenas relaciones. Nos hemos reunido y hablado con Recasens, Nadal, Ballesteros… Porqué a estas alturas todavía no he podido hablar con el señor Ricomà y explicarle qué es el voleibol, qué es lo que hacemos y qué es lo que queremos», puntualiza el máximo dirigente rojillo.

El Ayuntamiento se defiende

Por otro lado, María José López, la concejala de deportes, emitió un comunicado en nombre del Equipo de Gobierno en el que dio la versión de los hechos desde el punto de vista del consistorio. La regidora quiso recalcar los esfuerzos que se han realizado durante 11 ejercicios consecutivos con la intención de liquidar la deuda acumulada. En total, defiende que son 2.049.507 millones de euros los que se han destinado para la supervivencia de la entidad cooperativista.  
Una vez liquidada la deuda, desde el Ayuntamiento se considera que la subvención es muy generosa, puesto que «la aportación municipal para el presupuesto ordinario será este año superior a la de los años anteriores» si se tiene en cuenta que «este año que el club ya no tiene que hacer frente al mencionado crédito».

Además, la regidora de deportes de Tarragona también destaca la ayuda del consistorio para que la ciudad fuera la sede de la próxima edición de la Copa Príncipe. Se ofreció el Pavelló Municipal del Serrallo y un patrocinio económico. Pese a que el torneo se realizará en otra ciudad (Dumbría, Galicia), el Ayuntamiento tarraconese confirmó «al club una ayuda suplementaria de 1.500 € en concepto de apoyo al desplazamiento».

Por último, López anuncia que se encuentra en proceso de licitación la reforma del techo para el pabellón municipal de Sant Pere i Sant Pau, que se deberá ejecutar durante el año 2020. Además, hay una partida de 86.400 € para reformar el pavimento del mismo equipamiento en 2020.

Temas

Comentarios

Lea También