Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Los trabajadores del CF Reus dicen basta

Los empleados rojinegros exponen su situación de impagos desde hace medio año y retratan a los Onolfo, que no han pagado las nóminas pendientes como prometieron

Juanfran Moreno

Whatsapp
Xavi Bartolo es uno de los grandes perjudicados de la situación actual del CF Reus.

Xavi Bartolo es uno de los grandes perjudicados de la situación actual del CF Reus.

Los trabajadores del CF Reus (miembros de la dirección deportiva, cuerpo técnico del primer equipo, y del filial, trabajadores del fútbol base y personal de oficinas y de la tienda oficial) dijeron basta de forma pública mediante un comunicado oficial en el que dejaron clara su posición actual respecto a la entidad reusense.

Lo primero que quisieron dejar claro es que no han cobrado todavía los meses que se les debe. Los nuevos dueños del conjunto rojinegro, Clifton Onolfo y Rusell Platt, no solo no se han puesto al día con los trabajadores sino que ya acumulan un mes más sin pagar, haciendo todavía más insoportable la situación de los empleados de la entidad y el socavón económico del club. En otras palabras, los nuevos dueños ya han perdido la confianza de los trabajadores. Peor comienzo, imposible.

Porque los nuevos dueños rojinegros comenzaron prometiendo que lo primero que iban a hacer era ponerse al día y ha sucedido todo lo contrario. Hasta en dos ocasiones y de forma pública, el 25 de enero y el 8 de febrero, los Onolfo expresaron su intención de pagar. Unas promesas incumplidas que recuerdan mucho a las del anterior dirigente, Joan Oliver.

Un comportamiento nada justo para unos trabajadores que afirman en el comunicado que aumentaron sus esfuerzos laborales para ayudar a que el aterrizaje de los Onolfo fuese ideal.

En total, se le deben cinco nóminas a una parte de los trabajadores y seis nóminas a los trabajadores que no tienen doble paga protegida. Si nada cambia en los próximas días, serán seis y siete nóminas a finales de febrero, más de medio año, una autentica barbaridad para personas con sueldos corrientes y no desorbitados como los que percibían los jugadores con ficha del primer equipo.

Sin embargo, el comunicado no solo iba a servir para atacar a Joan Oliver y los nuevos dirigentes, los trabajadores rojinegros se quejan de que nunca se han sentido protegidos por nadie. A diferencia de los jugadores del primer equipo, ellos no han cobrado y lo peor, no saben si van a cobrar.

Ante esta situación, los trabajadores han decidido expresarse de forma pública y explicar cuales son las soluciones para que el conflicto entre trabajadores y club, más caliente que nunca, llegue a buen puerto. A los trabajadores no les vale que el club debe presente un ERE, un expediente de regulación de empleo que consiste en un procedimiento mediante el cual una empresa en una mala situación económica busca obtener autorización para suspender o despedir trabajadores; que entre en un Concurso de Acreedores o acogerse al Fondo Salarial del Estado, ya que estos son “soluciones parciales, insuficientes e injustas”.

En definitiva, la guerra entre los trabajadores y los nuevos dirigentes del CF Reus está más viva que nunca. Lo que es evidente es que los Onolfo siguen dejando pruebas evidentes de que la fiabilidad económica que parecían traer a su llegada no era tan cierta.

Temas

Comentarios