‘Lucky’ duch, ¡hasta pronto, vaquero!

El alero no continuará en el club del Serrallo tal y como anunció el CBT. Su destino está en LEB Plata

Juanfran Moreno

Whatsapp
Adrià Duch intenta un lanzamiento en el Serrallo.

Adrià Duch intenta un lanzamiento en el Serrallo.

El CBT pierde a uno de sus hombres referencia de las dos últimas campañas. Se marcha Adrià Duch, uno de los mejores jugadores de la EBA pasada que se convirtió en una pieza vital en el esquema de Berni Alvárez. Del 6’75 hizo su escenario predilecto para amenazar y destrozar a los rivales. Su crecimiento en el Serrallo ha sido descomunal, hecho que le ha permitido llamar la atención de varios equipos de la LEB Plata, a la que regresará después de su última experiencia en el Gandía. 

El jugador de Castellón atiende al Diari horas después de haber anunciado su marcha. Lo hace todavía con el regusto amargo de haber dicho adiós a la que ha sido su casa durante dos años. “Estoy triste por un lado. Son dos años en Tarragona en los que he estado muy a gusto tanto con los compañeros, con el cuerpo técnico, con la directiva como con la afición. Me lo han puesto todo muy fácil”, asegura el alero.

En todo caso, no puede evitar mencionar con especial hincapié a la persona que le hizo llegar a Tarragona y crecer como jugador hasta alcanzar su mejor nivel. ¡«Berni Álvarez es el motivo por el que vine. Me voy tras dos años siendo un jugador nuevo y ahora vuelvo a creer en mí. Llego a Tarragona después de un año complicado, la primera temporada me lesiono y en este segundo año me ha hecho otra vez recuperar esa ilusión», explica Duch.

El jugador de Castellón tampoco quiere pasar por alto que su marcha obedece a razones deportivas. Siente que ha llegado el momento de crecer y eso pasa por dar un salto, probablemente a LEB Plata. «No me voy ni por un tema económico ni por tener ningún problema ni con el club ni con el entrenador. He estado dos años aquí, ha sido una etapa muy chula y siento que estoy preparado para dar un salto más a nivel deportivo», resalta el castellonense.

Para ‘Lucky’ Duch siempre quedará en la retina ese ascenso fallido que tanto buscó y mereció el CBT. «Sin duda es la espinita clavada que se me queda, me hubiese encantado seguir con el CBT en LEB Plata y con Berni Álvarez de entrenador», afirma el ya exjugador cebetista.

En todo caso, Adrià Duch siempre podrá presumir de haber protagonizado una de las exhibiciones baloncestísticas de mayor nivel que se han visto y verán en el Serrallo. 

Sus 12 triples ante el Mataró Parc Poet, quedándose a sólo un triple de igualar un récord histórico de triples en las competiciones FEB, ya son historia del club cebetista. 

Aquella noche le sirvió para ganarse el apodo de ‘Lucky’ Duch. El Diari definió su actuación de la siguiente manera: «Se le podría llamar ‘Lucky’ Duch porque primero dispara y luego pregunta. Los metió de todos los colores; en parada, tras salida de bloqueo, en acción individual... Descomunal. Fue su noche». 

15’7 puntos por  partido

Más allá de aquella gran actuación frente al Mataró su temporada se ha arropado en una regularidad exquisita tanto en sensaciones como en números. Sus 15’7 puntos han sido una estadística demasiado llamativa para equipos de categoría superior. 

Para Duch esto no es un adiós sino un hasta pronto porque las puertas de un futuro regreso no están cerradas sino que están abiertas de par en par. «Mejor no he podido estar y aquí he vuelto a creer en mí mismo y he renacido. En un futuro me encantaría volver», concluye el alero.

El CBT dice adiós a uno de sus baluartes. Adrià Duch ha dignificado la profesión del triplista en el Serrallo con dos temporadas excelsas que le han servido para volver a creer en su gran potencial. 

Su presente y su futuro permiten augurarle un camino brillante en el baloncesto nacional. Mientras, en Tarragona nadie olvidará ese sonido de «Duch, Duch, Duch…» tras uno de sus triples. ¡Hasta pronto, vaquero!

Temas

Comentarios

Lea También