Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Manel Oliva, el estilista del CF Reus

Varios jugadores de la plantilla rojinegra frecuentan la peluquería que posee en el mismo centro neurálgico de la ciudad

Diari de Tarragona

Whatsapp
Oliva, junto a Gus Ledes, en su peluquería. Foto: Cedida.

Oliva, junto a Gus Ledes, en su peluquería. Foto: Cedida.

La peluquería que Manel Oliva dispone en el corazón neurálgico de Reus se ha convertido en un centro culto al arte estético. Decorada con buen gusto old school, el centro ha tomado un impulso crucial debido a un servicio poco común. No se hace habitual contemplar colas interminables de clientes. El servicio personalizado evita las prisas y promociona las llamadas para tomar turno. Calidad por encima de cantidad. El gran lema que Manel y su colaborada Belén, de más de 25 años de trayectoria en el negocio, defienden a capa y espada.

El gancho que ha tomado el concepto Barbershop que ha instaurado Oliva, experto también en esas barbas indies o hípsters que ahora mismo tanto se ven por las calles, ha calado entre la gente. En las redes sociales y en los lugares de la red para recomendaciones, los halagos no cesan hacia ese centro que también ha gustado dentro del vestuario del CF Reus. El primero en pasar por las manos de Oliva para reforzar su estética fue Pablo Íñiguez, el joven central castellonense que ha aterrizado en la capital del Baix Camp esta temporada, como una de las grandes promesas de la cantera del Villarreal.

Alfredo González


Íñiguez se convirtió en el primero de los futbolistas en vivir el ritual que Oliva y Belén ofrecen a sus clientes cada vez que se disponen a renovar su imagen. El defensa quedó tan conforme que el boca a boca en el vestuario no cesó. Hasta el punto que ya se han pasado por la peluquería y de forma habitual Tito Ortiz, Gus Ledes, Àlex Menéndez y Borja Fernández. «A nivel humano son un 10. Muy sencillos, alejados de esos estereotipos y rarezas de las estrellas. Cuando han coincidido con algún que otro cliente que les ha pedido alguna foto no han dudado ni un instante. Siempre sonriendo», recuerda Oliva. «Aquí son bienvenidos siempre».

Curiosamente, el Reus ya contaba con su peluquero oficial el pasado curso. De hecho se encontraba integrado en el mismo vestuario. En sus tiempos libres, el extremo uruguayo Jorge Díaz practica el arte de la peluquería. En la caseta rojinegra se montaban colas para pasar por sus habilidades después de cada entrenamiento. Y de forma gratuita. La marcha de Jorge este verano, al fútbol griego, provocó ese vacío que ha cogido Manel Oliva. 

Alfredo González

30 años de dedicación
Manel Oliva inició su trayecto en el oficio con 14 años. Desde hace 30 que posee la peluquería en propiedad. Sintió curiosidad por el arte desde la infancia, cuando no se movía del centro que poseía su tío y en el que también frecuentaba el resto de la familia. Reusense de cuna, ha conseguido labrarse un camino prestigioso en su ciudad, siempre investigando en nuevas tendencias y adaptándose a los tiempos.

En el CF Reus ha gustado entre sus futolistas, que no dudan en acudir a la Barbershop del centro para ponerse al día y cuidar su estilo. Todo bajo ese momento optimista que vive el equipo de Garai.

Temas

Comentarios

Lea También