Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Deportes FÚTBOL

'Mansour me salvó la vida'

Un jugador del Camp Clar evitó que su compañero se tragara la lengua después de quedarse inconsciente en el partido frente al Tancat
Whatsapp
Cristian Ruiz se reencontró ayer con su salvador Mansour en el Municipal Ortega Parejo. Foto: Pere Ferré

Cristian Ruiz se reencontró ayer con su salvador Mansour en el Municipal Ortega Parejo. Foto: Pere Ferré

Cuando el jugador del Camp Clar, Cristian Ruiz cayó al suelo, en el minuto 55 de partido, nadie se dio cuenta de la gravedad del golpe. A 20 metros de distancia, su compañero Mansour entendió al momento lo que sucedía. «Viví una situación similar en Senegal y cuando vi que no bajaba los brazos, que los mantenía firmes, eché a correr», relata el central. En diez segundos ya estaba al lado de Cristian introduciéndole los dedos en la boca para evitar que pudiera tragarse la lengua. Era cuestión de vida o muerte. «Si se la traga, en diez segundos podría haberse asfixiado», explica Mansour.

Ni los mordiscos que inconscientemente le daba su amigo pudieron con la firmeza mostrada por el jugador del Camp Clar. Le colocó boja abajo y aguantó hasta la llegada de los médicos. Mientras, a su lado, la madre de Cristian, la segunda en llegar junto a él, seguía los acontecimientos con angustia.

Nadie se movió del campo del Tancat. Todos pendientes de la llegada de la ambulancia. Fueron casi 20 minutos de preocupación y muchos nervios. Lo primero que hicieron los médicos cuando llegaron fue colocarle el tubo de Guedel, un aparato que comprime la lengua hacia abajo y deja pasar el aire. Cristian fue trasladado al Hospital del Vendrell para que le practicaran pruebas médicas que descartaron cualquier lesión. El mismo día pudo salir por su propio pie y en perfectas condiciones.

Ayer, Cristian y Mansour se reencontraron en el Municipal Ortega Parejo. «Me salvaste la vida», le dijo Cristian nada más ver a su compañero. «Solo recuerdo ir a por un balón, saltar y darme con algo muy duro. Nada más hasta que abrí los ojos y ver a Mansour y muchas botas a mi alrededor», explica.

Todo lo que sabe se lo han explicado sus amigos y familiares. La inquietud mientras esperaban a los servicios médicos. Demasiado tiempo según Cristian. «Es verdad que es Segunda Catalana y que no somos profesionales, pero cosas como estas pueden pasar en cualquier campo y las ambulancias deberían reaccionar más rápido».

Para Mansour también fue una inmensa alegría encontrarse con su amigo. Recuerda los agradecimientos de los padres de Cristian con cariño. Y una frase de un chico de 8 años que le dijo al acabar el partido:«De todos, el único crack que hay aquí eres tú». Nada importaba más que saber que su compañero estaba bien. La derrota (3-2) quedó en un segundo plano.

Al final, ayer el Camp Clar no pudo entrenar. Eran insuficientes para trabajar en condiciones. Pero para Cristian valió la pena. Fue el día en que se reencontró con su salvador. Ahora ambos encaran una nueva tarea, la de salvar juntos al Camp Clar del descenso a Tercera.

Temas

  • DEPORTES

Comentarios

Lea También