Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Marc Carrasco: 'Ningún entrenador se bajó del barco'

El coordinador del fútbol base del CF Reus admite que el sentimiento de pertenencia ha mantenido a flote la estructura después de 10 meses sin cobrar

Marc Libiano

Whatsapp
Marc Carrasco: 'Ningún entrenador se bajó del barco'

Marc Carrasco: 'Ningún entrenador se bajó del barco'

Marc Carrasco (Tarragona, 1985) ha vivido una temporada compleja como coordinador, junto a Iván Taranilla, del fútbol base rojinegro. A pesar de los problemas económicos, con impagos de 10 meses a los entrenadores, el Reus ha conseguido cerrar una temporada excelente a nivel deportivo.

¿Cómo ha vivido este pequeño infierno?
Con el estrés del día a día e intentando resolver todos los problemas que han ido surgiendo debido a la situación del club. Una vez expulsaron al primer equipo del fútbol profesional, nos sentimos un poco abandonados, pero ahora tenemos la satisfacción de haber terminado la temporada. No sólo eso. Los resultados nos dicen que se ha convertido en una de las mejores para el fútbol base.

Con todos los problemas, ¿cómo se explica eso?
Primero porque tenemos muy buenos jugadores, que han entendido lo que significa jugar en el Reus. Han aprendido que, a pesar de las dificultades, hay que seguir luchando. Luego porque disponemos de un modelo claro, con unos valores, y en eso nuestros entrenadores y el resto de la gente del staff, nos han dado una lección. El compromiso está fuera de duda.

10 meses sin cobrar. ¿Hubo algún entrenador que se bajó del barco?
Nunca. Ninguno. A pesar de la complicada situación, nadie ni siquiera insinuó marcharse. Ninguno se bajó del barco. Son gente que tiene el sentimiento de pertenencia con el club y eso, bajo mi punto de vista, ha resultado clave. En el Reus no sólo tenemos muy buenos entrenadores y colaboradores, también muy buenas personas. Sin eso hubiera sido imposible montar la estructura que ahora disfrutamos y disponer de técnicos como Javi Robles en el fútbol base.

Usted  ha militado en el Reus como jugador y ahora como coordinador. ¿Qué piensa de la situación del club?
Creo que hay mucha gente que debe de hacer autocrítica. Los que llevaron la gestión económica de forma directa y los que miraron hacia otro lado cuando conocían qué estaba pasando en la entidad. Me duele mucho porque sinceramente creo que mis nietos ya no van a ver al Reus en el fútbol profesional. Hubo un momento en que la estructura deportiva que se montó con Sergi Parés al frente, sostenía al resto del club, hasta que la situación económica ya fue insostenible.

¿La función de la Fundació es preservar ese modelo de fútbol base que tanto les ha costado?
Creemos que no podemos perder todo el trabajo que se ha realizado durante tantos años. Ahora mismo, el fútbol base del Reus se encuentra en el máximo nivel catalán con un modelo claro. Quiero destacar el trabajo de Xavi Castro, que se ha puesto el primero de la fila para ayudar. La Fundació es un proyecto que nos ilusiona a todos y que preserva una idea y unos valores.

Con tanto desgaste que ha sufrido, ¿no ha pensado en macharse?
Durante el año, algunas veces pensé en marcharme cuando acabara la temporada. He sufrido muchos miedos y tristeza. He tenido alguna propuesta para ir a trabajar a otro lado, pero cuando vi el proyecto de la Fundació, con nuevas personas e ideas frescas, pensé que, por lo menos, debía darles una oportunidad y de momento aquí estamos. También me puede el sentimiento tan grande que tengo hacia este club.

Temas

Comentarios

Lea También