Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Deportes MotoGP

Marc Márquez gana con mano de hierro en Argentina

El piloto del Repsol Honda no tuvo rival y se impuso con autoridad en la segunda prueba del Mundial

Ivan Jerez

Whatsapp
Marc Márquez dominó de principio a fin en el circuito de Termas de Río Hondo. Foto: EFE

Marc Márquez dominó de principio a fin en el circuito de Termas de Río Hondo. Foto: EFE

Marc Márquez aguantó el liderato desde la primera curva de la primera vuelta en una exhibición del piloto de Cervera que en el primer paso por meta ya sacaba un segundo a Dovizioso. No hubo nadie capaz de toserle en ningún momento, su ritmo fue infinitamente superior al de sus rivales que no tuvieron opción de disputar la victoria y tuvieron que conformarse con la lucha por la segunda plaza.

Poco a poco, Márquez se escapaba con una ventaja insultante, manteniendo un ritmo de un minuto y treinta y nueve segundos medios y altos durante toda la carrera y cumpliendo con el planteamiento de carrera que vaticinaba el director de Ducati, Davide Tardozzi, después de la carrera de Qatar: «En Argentina Marc nos ganará con una mano».

Al comienzo de carrera, Dovizioso (Ducati Team) mantenía a raya a Jack Miller (Ducati Pramac) que volvía a arrancar fuerte como ya hiciese en Qatar y que, a su vez, se las tenía tiesas con Valentino Rossi (Monster Energy Yamaha Team). Franco Morbidelli (Petronas Yamaha) se atrevió a desafiar a su maestro, Rossi, en una temprana lucha por la cuarta plaza.

El foco de atención de la carrea se centraba en el grupo de seis pilotos que luchaban por la segunda plaza que ofreció sucesión de adelantamientos constantes. Sin embargo, fue perdiendo unidades y la lucha por el segundo puesto se la jugarían en la última vuelta Dovizioso y Rossi. 

Finalmente, sería el 9 veces campeón del mundo el que, después de estudiar durante muchos giros a su compatriota, se acababa llevando la batalla en la que se impuso la experiencia para delirio de los cientos de aficionados de Rossi argentinos presentes en el trazado. Por detrás, Danilo Petrucci (Ducati Team), Morbidelli y Jack Miller luchaban por la cuarta plaza realizando adelantamientos en paralelo en algunas frenadas del circuito. Miller, que fue perdiendo fuelle a medida que las vueltas pasaban, logro ser la primera moto satélite.

Mientras tanto, Álex Rins (Suzuki Ecstar), iba remontando posiciones desde la decimosexta de parilla hasta la quinta final, aunque llegó a rodar en cuarta plaza. Su ritmo fue de los mejores y, de no haber salido tan retrasado, habría podido luchar con Rossi y Dovizioso por posiciones de podio.

El que volvió a tener malas sensaciones fue Maverick Viñales que, a pesar de salir de la primera línea, iría perdiendo posiciones hasta tener que luchar por el octavo puesto con Takaaki Nakagami (Idemitsu Honda). Sin embargo, un error de Morbidelli los llevaría a los dos al suelo en el último giro de la carrera. 

En Moto2 volvió a imponerse el italiano Lorenzo Baldasarri (Felxbox HP40) como ya hizo en Qatar después de administrar sus neumáticos y sus posibilidades a lo largo de la carrera. El que ni siquiera pudo comenzarla fue el poleman, el piloto de Barcelona Xavi Vierge al que se le paró la moto en la vuelta de calentamiento. Destacó el papel de Remy Gardner (Onexox TKKR SAG), hijo del expiloto de 500cc Wayne Gardner, que consiguió su primer podio mundialista después de liderar gran parte de la carrera y realizar adelantamientos agresivos y al límite.

El mismo lideró la carrera desde el inicio. Marcel Schrotter (Dynavolt Intact GP) recortaba diferencias y comenzaba un festival de adelantamientos entre ambos pilotos que propició la formación de un grupo de cuatro pilotos que completaban Álex Márquez (EG 0,0) y Baldasarri. Fue este último el que, a falta de 4 vueltas, hizo un cambio de ritmo para arrebatarle el liderato a Gardner que se iba largo y perdía toda opción de victoria. Márquez aprovechó el error de Gardner para situarse segundo pero el australiano lo superaba de nuevo. 

En la categoría liviana se impuso el valenciano Jaume Masià (Bester Capital Dubai) por delante del sudafricano Darryn Binder (CIP Green Power) y Toni Arbolino (VNE Snipers), que conseguía su primer podio. No fue fácil el domingo para Masià que el Warm Up se iba al suelo con el debutante en el mundial Sergio García Dols (EG 0,0) y perdía la posibilidad de hacer los últimos retoques técnicos a su KTM. También cometía un error al soltar el embrague en la salida que le hizo perdió algunas posibilidades.

La carrera fue una sucesión de emocionantes adelantamientos que hacían creer que cada vuelta era la última de prueba. El ganador de la carrera, Masià, llegó a rodar fuera del Top10 pero supo remontar y ponerse líder en el último giro. Es el segundo piloto que se estrena este año después de que Kaito Toba ganase en la primera carrera. 

Temas

Comentarios