Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Marcos no sigue

El Nàstic descarta ofrecerle la renovación y el delantero dejará de pertenecer a la entidad grana el 30 de junio

Jaume Aparicio López

Whatsapp
Marcos De la Espada jugó sus últimos minutos con la camiseta del Nàstic en el partido de vuelta del play-off ante Osasuna. Foto: Lluís Milián

Marcos De la Espada jugó sus últimos minutos con la camiseta del Nàstic en el partido de vuelta del play-off ante Osasuna. Foto: Lluís Milián

Marcos De la Espada no renovará con el Nàstic. El club grana ha decido prescindir del jugador balear y finalizar su relación deportiva el próximo 30 de junio, tal y como marca su contrato. El director deportivo de la entidad, Emilio Viqueira, se reunió ayer con el futbolista para trasladarle la decisión tomada conjuntamente con el técnico Vicente Moreno.

El atacante balear tenía la renovación asegurada si el equipo ascendía a Primera, pero la derrota ante Osasuna en la primera eliminatoria del play-off, dejó al atacante de Pollença a expensas del análisis de su rendimiento durante la última temporada. En su caso, los responsables de la planificación deportiva han optado por descartarlo para el próximo curso.

En sus cuatro temporadas en Tarragona, a donde llegó procedente del Sant Andreu, De la Espada ha jugado 142 partidos, en los que ha marcado 44 goles. Los ha hecho de todo tipo. Con la cabeza, de rebote, con la izquierda, con la derecha, de penalti y el más bello de todos, y al mismo tiempo el más importante, una deliciosa vaselina que supuso el 3-0 en el partido de vuelta del play-off de ascenso a Segunda ante el Huesca en el Nou Estadi. Un tanto que certificaba el regreso del Nàstic a la categoría de plata. Con Marcos se marcha el último de los tres goleadores de aquel partido. Lago Júnior lo hizo días después anotar el 1-0. El autor del 2-0, David Rocha viró rumbo a la Mayor League Soccer (MSL) de los EE.UU. en el pasado mercado de invierno y el próximo 30 de junio será el delantero mallorquín el último en dejar la disciplina del Nàstic. Deja tras de sí un récord para la historia moderna del club, el de ser el primer jugador en anotar más de 10 goles durante tres temporadas seguidas: 17 en su primer curso (2012-13), 12 en la 2013-14 y 11 en la 2014-15.

Escogido como segundo capitán del equipo, el atacante de 30 años ha disputado este año 23 partidos de liga, uno de play-off (su último encuentro con la camiseta grana) y uno de Copa del Rey. En total 1.105 minutos (14º futbolista más utilizado por Vicente Moreno) y cuatro goles (4º máximo goleador del equipo). Tras la venta de Naranjo al Celta, la marcha de Aníbal, Marcos, Emaná y la retirada de Xisco Muñoz, la plantilla del Nàstic se queda únicamente con Álex López como delantero centro y la posible presencia de Stephan Emaná. Una posición, pues, destinada a reforzarse con al menos dos fichajes. Pero lejos de las cifras y los balances, Marcos se marcha del Nou Estadi como un ídolo para la grada. Una afición que ha tomado al de Pollença como uno de los suyos. Así lo ha sentido el futbolista también. Lo demostró tras la decepción de Llagostera. Con ofertas para marchar, De la Espada optó por el Nàstic, llegando a entrenar sin haber firmado el contrato aún. El último de su etapa con el conjunto tarraconense.

Temas

  • DEPORTES

Comentarios

Lea También