Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más de Deportes

Deportes El año que viene buscarán estar en la fase de ascenso

Marta Gálvez, un seguro para el Handbol Amposta

La portera es una de las piezas fundamentales del equipo ampostino que logró la permanencia gracias a una excelente primera vuelta

V.Maigí

Whatsapp
En la imagen Marta Gálvez, portera del Handbol Amposta-Lagrama. Foto: cedida

En la imagen Marta Gálvez, portera del Handbol Amposta-Lagrama. Foto: cedida

Marta Gálvez Espuny (Amposta, 24 años) es pieza fundamental en el Handbol Amposta-Lagrama. La guardameta lleva siete años en el primer equipo ampostino, y en todo este tiempo, lo más importante que ha logrado ha sido un tercer puesto en las fases de ascenso a Primera División Nacional, circunstancia que coincidió con que «era mi primera temporada con el primer equipo y fue una satisfacción personal que me creó la ilusión de llegar a conseguir algo más grande». 

Esta campaña ella y sus compañeras no han podido lograr el pase para luchar por el ascenso, pero Marta valora la temporada explicando que «hicimos una primera vuelta muy buena, en la que perdidos dos partidos. Después, tuvimos mala suerte con las lesiones de larga duración y alguna baja temporal, lo que mermó el nivel del equipo. Lógicamente, estas lesiones y bajas, hasta siete, hicieron que la segunda vuelta no saliera como esperábamos». La portera sigue diciendo que «no pudo cumplirse el objetivo de estar en la parte alta de la clasificación, pero por lo menos conseguimos la permanencia». 

Por otro lado, sobre su propio rendimiento, Marta apunta que «siempre intento dar el máximo y en acciones en las que fallo busco mejorar. Este año lo valoro positivamente a nivel personal; me he sentido bien durante los partidos». 

Marta y el resto de jugadoras están ahora en un periodo de descanso, y después volverán a las sesiones preparatorias para encarar una campaña en la que «el reto será llegar a jugar las fases de ascenso a Primera División, conseguir que nos respeten las lesiones y formar un equipo más unido y compacto». El bloque  ampostino tiene una buena plantilla dentro de la pista y Marta reconoce que «también somos amigas fuera». Personalmente, la temporada siguiente, Marta quiere «entrenar y poner todo el esfuerzo para continuar creciendo como portera, como miembro del equipo y, sobre todo, como persona». 

 Además de jugar con el Handbol Amposta, también estuvo en su época infantil y cadete con Catalunya: «fue un orgullo poder defender los colores de la Selecció Catalana». 

El lado personal

Cuando no entrena o juega a balonmano, la guardameta trabaja «en una pastelería y no estoy nunca en casa. Me gusta compartir el tiempo con las amigas y los amigos». A la hora de explicar sus hobbies, la joven apunta que «principalmente es el balonmano, deporte en el que me fijo en la portera Silvia Navarro (juega con las Guerreras), pero donde tengo como referente al exportero del Barça David Barrufet». Actividad deportiva a parte, también «me gusta estar con los míos, viajar, conocer nuevos lugares, gozar de nuevas experiencias. La verdad es que debo decir que la aventura me encanta».

Los comienzos en este deporte

Marta empezó a jugar a balonmano en el colegio, en actividades extraescolares, «y a los siete años me apunté al Handbol Amposta. Mis inicios en este deporte fueron como jugadora, en la posición de extremo. En aquellos momentos el equipo sólo tenía una portera, y no pudo asistir a algunos partidos; este factor unido a que era la más pequeña del equipo, hizo que el entrenador decidiera ponerme bajo palos. En el primer encuentro no lo hice mal, así que el míster apostó por mi». La guardameta sigue comentando que «recuerdo que  llegaba a casa llorando porque quería jugar de extremo como había hecho hasta entonces, pero poco a poco vi  que no se me daba mal y decidí quedarme en esta posición; la verdad es que la motivación más grande fue ver que podía jugar más minutos siendo portera». Y defendiendo la portería es donde está triunfando en el equipo el Montsià, y todavía le queda un largo recorrido por delante.

Temas

Comentarios

Lea También