Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más ‘Guerra’ para el medio del campo del Nàstic

El Nàstic incorpora a Ramiro Guerra en calidad de cedido por el Villarreal

Jaume Aparicio

Whatsapp
Ramiro Guerra posa con la zamarra grana. Foto: Nàstic

Ramiro Guerra posa con la zamarra grana. Foto: Nàstic

Ni 24 horas pasaron desde que José Antonio Gordillo volviera a insistir en la necesidad de firmar a un mediocentro hasta que el Nàstic anunció la incorporación de Ramiro Guerra. El club grana ya tenía la intención de reforzar la línea medular, pero tras ver el agotamiento que provocó en el doble pivote Rocha-Javi Márquez la escasez de efectivos, la entidad movió ficha de inmediato.

Con Fali incrustado en el eje de la zaga, cubriendo otra línea en la que Arnal Llibert trabaja para apuntalar, las posibilidades del entrenador de Morón de la Frontera para la medular se reducían a Rocha y Javi Márquez. Una pareja que funcionó en las dos fases, defensiva y ofensiva, pero que acabó exhausta. Una fatiga que les llevó a cometer errores en la circulación y pérdidas peligrosas.

El futbolista del RCD Espanyol Álex López era el futbolista elegido para competir por un puesto en el centro del campo grana. El acuerdo entre ambos clubes estaba próximo, pero Rubi, técnico de la primera plantilla blanquiazul, ha decidido cerrar la puerta de salida del mediocentro.

La alternativa que mejor se ajustaba a las necesidades del equipo ha sido Ramiro Guerra, un centrocampista de 21 años criado en la cantera del Villarreal.

Nacido en Montevideo (Uruguay) aterrizó en la Ciutat Esportiva del club amarillo hace once años. Más de una década moldeándose en una de las canteras más prolíficas del fútbol español. Especialmente en lo que a centrocampistas se refiere.

La casualidad hizo que Guerra debutara con el filial del Villarreal con 17 años ante el Nàstic en mayo del 2014. El conjunto catalán, de la mano de Vicente Moreno, iba derecho hacia el play-off y superó al filial del submarino amarillo por 1-2.

Javi Calleja, actual técnico del primer equipo del Villarreal, ha sido el gran valedor del mediocentro charrúa. Le convirtió en una pieza indispensable de su esquema cuando era técnico del B y en cuanto se hizo cargo del cuadro del Madrigal le incluyó en las rotaciones.

Su debut tuvo lugar aún no hace un año en la Europa League. La baja de Bruno hizo que Calleja confiara en el centrocampista para acompañar a Manu Trigueros en el doble pivote en el encuentro ante el Maccabi Tel-Aviv de Israel (0-0).

En su único curso con el primer equipo, el pasado, disputó un total de 10 encuentros: 4 de Europa League, 4 de liga y 2 de Copa del Rey. Un total de 471 minutos hasta que una lesión de rodilla, que se produjo en marzo, le impidió seguir progresando en el Estadio de la Cerámica.

Guerra posee doble nacionalidad española y uruguaya por lo que ha podido jugar tanto en las inferiores de la Roja como de la Celeste. Con la camiseta del combinado español ha disputado una ronda clasificatoria del Campeonato Europeo Sub-17 de la UEFA 2014 y un torneo amistoso Sub-19 en Grecia. Mientras que ha lucido la elástica de Uruguay en el Campeonato Sudamericano Sub-20 de 2015, quedando terceros, y en la Copa Mundial Sub-20 de 2015, donde la Celeste cayó en octavos de final.

Entre las características que destacan quienes han seguido de cerca la evolución del futbolista es su capacidad para ocupar mucho terreno de juego. Lo califican como centrocampista defensivo con cualidades suficientes para participar en la elaboración si la situación así lo requiere. Es de la escuela del Villarreal, una de las mejores en el panorama internacional, que destaca por interiorizar a sus jóvenes valores el buen trato del balón como uno de sus ejes principales.

Calleja no le quitará el ojo. Todavía es pronto para encajar en el primer equipo del Villarreal pero su talento tampoco correspondía con Segunda B. El Nàstic le ofrece ese escenario perfecto para evolucionar y granjearse un futuro en la elite. Con compañeros (y competidores) como Rocha, Márquez y Fali tiene margen de mejora

Temas

Comentarios

Lea También