Más de Deportes

Deportes Mercado

Más margen de maniobra para el Nàstic

El aumento hasta 17 fichas para mayores de sub23 abre las posibilidades
para que el Nàstic acuda al mercado a buscar las piezas que faltan

JAUME APARICIO LÓPEZ

Whatsapp
Sergi Parés, director deportivo del Nàstic. foto: dt

Sergi Parés, director deportivo del Nàstic. foto: dt

El número de fichas para mayores de Sub23 ha sido una de las grandes cuestiones que se han debatido en la confección de la Primera RFEF. La intención inicial era que fueran 15 solamente para poder convertir la categoría en una especie de cantera nacional. Además la presencia de varios finales reforzaba esa idea. Sin embargo, los clubes no acababan de estar del todo de acuerdo. Si querían convertir el tercer escalón del fútbol español en una verdadera división ante sala del profesionalismo no podían limitar tanto la presencia de futbolistas veteranos. La propuesta final que surgió en la pasada reunión de los 40 clubes que tuvo lugar en Madrid el pasado jueves se amplió definitivamente hasta los 17 (más una que podría ser destinada a un tercer portero) las fichas disponibles para jugadores mayores de Sub23.

Este cambio supone un margen mayor de maniobra para las direcciones deportivas de los equipos. Ya no tendrán que apurar tanto en la contratación de los jugadores más veteranos. Con 15 apenas podías cometer un error. Porque si te equivocabas en uno tenías que corregirlo con un acierto brutal en las fichas Sub23. Y acertar con jugadores tan jóvenes suele ser bastante complicado por las circunstancias que rodean a los futbolistas que apenas comienza a andar como profesionales.

En este sentido, el Nàstic, uno de los clubes históricos y que a priori manejará entre los presupuestos altos de la categoría (no tanto como los que descienden que contarán con la ayuda al descenso), podrá ampliar las posilidades de reforzar ciertas demarcaciones con jugadores experimentados.

Para empezar los primeros en llegar podrían ser Héctor Simóny Pedro del Campo. Dos jugadores con años de batallas en el barro. El extremo de Badalona se despedía ayer del club de su ciudad natal a donde llegó en 2017, con una emotiva carta en redes sociales. Salvo sorpresa, en las próximas horas el futbolista de 28 años será anunciado como nuevo jugador del Nàstic.

Del mismo modo, Pedro Del Campo también parece que se incorporará al conjunto grana procedente del Olot. El extremo izquierdo de 29 años entrará a formar parte de la nómina de exteriores del Nàstic que completará Fran Carbia, Pol Ballesteros y Pol Prats, con el que Del Campo ha coincidido en tierras volcánicas el curso pasado.

Un efecto colateral de la ampliación de fichas de mayores de 23 años será la reducción de jugadores Sub23 que estarán en el primer equipo de forma permanente. Iban a ser ocho de manera obligada, pero ahora quedará a expensas de una decisión puramente de club si apuestan por el talento joven. El Nàstic estaba trabajando en este punto. Determinando quiénes podían ocupar esas plazas procedente del filial o incluso del juvenil directamente. En este sentido, Pol Prats y Pol Domingo son los dos futbolistas que tienen un lugar asegurado en la primera plantilla la próxima temporada. Falta por conocer los tres, si es que el Nàstic completa las 23 fichas disponibles, que les acompañarán. Óscar Sanz es el que tiene más números. Ha debutado con el primer equipo en Segunda B y este año ha demostrado que Tercera se le queda cortísima. Lástima que Seligrat no apostara más por el joven.

Karim L’Koucha, Bernat Guiu, Óscar Gómez, Ricky Robledo o incluso Óscar Romero, delantero del Juvenil, podrían tener sus opciones.

Temas

Comentarios

Lea También