Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más peso a las espaldas (CBT 73 - 77 L'Hospitalet)

Quinta derrota consecutiva del CBT en un igualado derbi catalán de plata que deja a los tarraconenses un poco más lejos de la permanencia

Iván Alcalá

Whatsapp
Salim Gloyd completó su mejor partido desde su llegada al Serrallo con 6 triples y 38 puntos anotados. Foto: J. Borrachero

Salim Gloyd completó su mejor partido desde su llegada al Serrallo con 6 triples y 38 puntos anotados. Foto: J. Borrachero

 

Iván Alcalá Rubio 
Si había un partido clave subrayado en el calendario del CBT en este tramo de liga ese era el de ayer f rente al L’Hospitalet. Con los dos equipos sumergidos en la pelea por la permanencia, el derbi catalán de Plata cogió tintes agónicos antes, durante y después de su disputa, sobre todo para los tarraconenses. El equilibrio de fuerzas se mantuvo todo el partido, pero los del Llobregat sacaron rédito en los minutos finales y endosaron la quinta derrota consecutiva a un CBT que sigue complicándose su supervivencia en la categoría. L’Hospitalet se queda en la plaza de salvación con un triunfo más y el ‘basket average’ a su favor.
Ambos conjuntos desnudaron sus flaquezas en un primer cuarto muy pobre. Y eso que esta vez el equipo salió concentrado. Marc Giménez y Salim, de tres, pusieron al CBT por delante en el primer minuto (5-0). Pero entonces llegó la sequía y el marcador azulado ya no se iba a mover más hasta la mitad del período. Los barceloneses se mostraron igualmente fallones en ataque y el tanteo bailó siempre en diferencias muy cortas. Aún así, l’Hospitalet se puso por delante al final del cuarto. Torres tuvo la oportunidad de igualar tras recibir una falta en el último segundo. Falló los dos tiros libres y sembró el desasosiego en el personal (10-12). 
Pero Gallardo abrió el segundo cuarto con un triple y el equipo cambió la cara. La escuadra  tarraconense seguía con muchos apuros para encarar el aro pero se encomendó a su tiro exterior y esta vez dio resultado. Pescaron también Salim, por dos veces, y Xavi Hernández para mantener al equipo en la pomada ante un rival que también anduvo más calibrado (24-22, 15’). El base balear anotó cuatro tiros libres y otro triple en los instantes finales y permitió llegar al descanso con una ligera ventaja en el marcador (36-35).
En el regreso de vestuarios, Nil y Salim dieron aire al marcador cebetista (40-35), pero L’Hospitalet encontraba siempre respuesta. Consiguieron despegarse los hombres de Berni Álvarez en un par de acciones con Salim de protagonista, primero anotando asistido por Martínez, y luego recuperando la pelota para que Chuso levantara el 47-41 (25’). Sin su colega Orion en pista y con Torres tocado, el norteamericano ejerció ayer de efervescente para el Serrallo. Otros dos triples seguidos de su factura llevaron al CBT diez arriba (53-43) y acabaron de caldear el ambiente. El  de Seattle cerró su mejor partido del año con 38 puntos y 41 de valoración.
El Serrallo se hizo hostil, pero los del Llobregat no bajaron los brazos. Más bien al contrario. Se crecieron en la adversidad y mataron el cuarto con un parcial de 2-10 que apretó de nuevo el luminoso y multiplicó la emoción (55-53). 
La reacción visitante no había acabado y un triple de Solé dio más alas a L’Hospitalet (57-60, 32’). El escolta barcelonés, que apenas había participado hasta entonces, fue el tóxico que acabó con el CBT. Otra acción suya, tras dos libres fallados de Sabata, encendió de nuevo las alarmas (57-32, 32’). Berni pidió tiempo muerto y el equipo reaccionó. Tres tiros libres de Salim y un gancho imposible de Sabata mientras caía volvieron a dibujar las tablas a 5 minutos de la bocina (62-62).
A partir de ahí, el duelo fue una lucha contra el reloj. Salim se dejó robar una bola tonta tras una recuperación, pero se desquitó firmando su sexto triple de la tarde acto seguido (69-70). EL CBT entró en el último minuto dos abajo. En una buena combinación con Hernández, Salim alimentó la esperanza (71-73). Pero Solé acalló el Serrallo con un triple que entró limpio y dejó a los tarraconenses sin capacidad de reacción con sólo 23 segundos por delante.

Si había un partido clave subrayado en el calendario del CBT en este tramo de liga ese era el de hoy frente al L’Hospitalet. Con los dos equipos sumergidos en la pelea por la permanencia, el derbi catalán de Plata cogió tintes agónicos antes, durante y después de su disputa, sobre todo para los tarraconenses. El equilibrio de fuerzas se mantuvo todo el partido, pero los del Llobregat sacaron rédito en los minutos finales y endosaron la quinta derrota consecutiva a un CBT que sigue complicándose su supervivencia en la categoría. L’Hospitalet se queda en la plaza de salvación con un triunfo más y el ‘basket average’ a su favor.

Ambos conjuntos desnudaron sus flaquezas en un primer cuarto muy pobre. Y eso que esta vez el equipo salió concentrado. Marc Giménez y Salim, de tres, pusieron al CBT por delante en el primer minuto (5-0). Pero entonces llegó la sequía y el marcador azulado ya no se iba a mover más hasta la mitad del período. Los barceloneses se mostraron igualmente fallones en ataque y el tanteo bailó siempre en diferencias muy cortas. Aún así, l’Hospitalet se puso por delante al final del cuarto. Torres tuvo la oportunidad de igualar al recibir una falta en el último segundo. Falló los dos tiros libres y sembró el desasosiego en el personal (10-12). 

Pero Gallardo abrió el segundo cuarto con un triple y el equipo cambió la cara. La escuadra tarraconense seguía con muchos apuros para encarar el aro pero se encomendó a su tiro exterior y esta vez dio resultado. Pescaron también Salim, por dos veces, y Xavi Hernández para mantener al equipo en la pomada ante un rival que también anduvo más calibrado (24-22, 15’). El base balear anotó cuatro tiros libres y otro triple en los instantes finales y permitió llegar al descanso con un punto de ventaja en el marcador (36-35).

En el regreso de vestuarios, Nil y Salim dieron aire al marcador cebetista (40-35), pero L’Hospitalet encontraba siempre respuesta. Consiguieron despegarse los hombres de Berni Álvarez en un par de acciones con Salim de protagonista, primero anotando asistido por Martínez, y luego recuperando la pelota para que Chuso levantara el 47-41 (25’). Sin su colega Orion en pista y con Torres y Martínez tocados, el norteamericano ejerció ayer de efervescente para el Serrallo. Otros dos triples seguidos de su factura llevaron al CBT diez arriba (53-43) y acabaron de caldear el ambiente. El de Seattle cerró su mejor partido del año con 38 puntos y 41 de valoración.

El pabellón se hizo hostil, pero los del Llobregat no bajaron los brazos. Más bien al contrario. Se crecieron en la adversidad y mataron el cuarto con un parcial de 2-10 que apretó de nuevo el luminoso y multiplicó la emoción (55-53). 

La reacción visitante no había acabado y un triple de Solé dio más alas a L’Hospitalet (57-60, 32’). El escolta barcelonés, que apenas había participado hasta entonces, se marcó 16 puntos en el cuarto período y fue el tóxico que acabó con el CBT. Otra acción suya, tras dos libres fallados de Sabata, encendió de nuevo las alarmas (57-32, 32’). Berni pidió tiempo muerto y el equipo despertó. Tres tiros libres de Salim y un gancho imposible de Sabata mientras caía volvían a dibujar las tablas a 5 minutos de la bocina (62-62).

A partir de ahí, el duelo fue una lucha contra el reloj. Salim se dejó robar una bola tonta tras una recuperación, pero se desquitó firmando su sexto triple de la tarde acto seguido (69-70). EL CBT entró en el último minuto dos abajo. En una buena combinación con Hernández, Salim alimentó la esperanza (71-73). Fue Solé quien acalló el Serrallo con un triple que entró limpio y dejó a los tarraconenses sin capacidad de reacción con sólo 23 segundos por delante.

 

Temas

  • DEPORTES

Lea También