Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Mascherano se despide del Barça entre lágrimas

El jugador argentino cerró su etapa como azulgrana en un acto en el que estuvo presente toda la plantilla del Barcelona

Diari de Tarragona

Whatsapp
Bartomeu y Mascherano, en el acto de despedida de ayer. FOTO: efe

Bartomeu y Mascherano, en el acto de despedida de ayer. FOTO: efe

«Llegué aquí para cumplir un sueño y es hora de despertar. El sueño se terminó, pero duró más de lo que jamás yo hubiera pensado», confesó emocionado el argentino Javier Mascherano en el día de su adiós como jugador del Barcelona.

El club catalán le despidió ayer con todos los honores, en el Auditorio 1899 del Camp Nou, acompañado de toda la plantilla azulgrana -además de sus excompañeros Carles Puyol y Eric Abidal-, del cuerpo técnico y la cúpula directiva.

Y flanqueado además por los 18 títulos que ha ganado durante 7 temporadas y media, en las que ha defendido 334 veces la camiseta del Barça: 2 Ligas de Campeones, 4 Ligas, 4 Copas del Rey, 2 Supercopas de España y 2 Mundiales de Clubes.

«No me quedo con los títulos, sino con el día a día, con haber podido disfrutar de momentos únicos y de haber tenido la posibilidad de jugar con los mejores del mundo», explicó el internacional argentino, que se marcha al Hebei China Fortune tras convertirse en el tercer extranjero que más veces ha vestido la elástica azulgrana, tras Leo Messi y Dani Alves.

Llegó en verano de 2010, procedente del Liverpool, renunciando a parte de su salario. «Yo me fui allí en agosto para ficharlo, como vicepresidente, y os puedo asegurar que Masche puso todo lo que hizo falta para venir», comentó el presidente del Barcelona, Josep Maria Bartomeu.

El Barcelona pagó 24 millones por un mediocentro defensivo que acabó reconvertido a central. Algo lógico, según él, «porque el Barça tiene el mejor mediocentro del mundo», confesó en referencia a Sergio Busquets.

Durante todos estos años ha podido comprobar que «el Barça es un club especial» y que «su grandeza se puede ver en todo el mundo y creo que viene dada por los valores que transmite».

En el Camp Nou, el ‘Jefecito’ se convirtió en un líder natural, un futbolista respetado por todo el vestuario, aunque él ha asegurado que nunca intentó ser un referente en nada: «Nunca actué pensando en ser un ejemplo. Realmente el afortunado aquí soy yo, por haber formado parte de este grupo durante tanto tiempo».

Y es que Mascherano no esperaba encontrarse una ambiente tan bueno cuando fichó. «Cuando llegué, pensé que me iba a encontrar con un vestuario difícil, por los grandes jugadores que había y por todo lo que se había ganado anteriormente, pero fue todo lo contrario. Me encontré con un grupo humano espectacular. El vestuario fue el secreto de que el Barça haya estado allá arriba todos estos años», finalizó.

Hoy, ante el Espanyol

Por otro lado, el Barça afronta la vuelta de los cuartos de final de la Copa del Rey contra el Espanyol esta noche en el Camp Nou (21:00 horas) con la obligación de remontar un gol en contra de la ida (0-1), para poder entrar en las semifinales de la próxima semana.

El Espanyol supo frenar la semana pasada una racha azulgrana de 29 partidos seguidos sin perder con gol de Melendo en el minuto 87.

Temas

Comentarios

Lea También