Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Matilla: "Ya no le tengo miedo a nada"

Javier Matilla ha sido uno de los fichajes invernales del Nàstic. En el club grana, busca recuperar su nivel tras la lesión de rodilla sufrida el curso pasado en el Elche

Juanfran Moreno

Whatsapp
Matilla posa en el Nou Estadi tras su entrenamiento con el equipo. Foto: Lluís Milián

Matilla posa en el Nou Estadi tras su entrenamiento con el equipo. Foto: Lluís Milián

¿Se vuelve a sentir futbolista?

Sí, estoy muy contento a nivel personal. En los tres primeros partidos que participé el equipo tuvo una gran nota, así que más contento todavía. El último partido fue una pena, pero por lo general venimos en buena dinámica, sobre todo fuera de casa.

Fue emocionante el regreso al fútbol en Vallecas.

Sí y más siendo la segunda lesión grave de rodilla. Fue un palo muy duro. Al principio no se ve el final del túnel, pero contra el Rayo conseguí volver al verde, donde nos sentimos importantes y la que es nuestra segunda casa.

¿Le dio tiempo a saborearlo o la tensión del partido se lo impidió?

Se saborea un poco antes y sobre todo al final cuando ves que todo está bien y que ya vuelves a este mundo que es tan bonito y que se echa tanto de menos.

¿De quién se acordó en su regreso?

De mi familia y mi novia que son los que han estado ahí día tras día. Ellos son los que me han sufrido porque vivieron la primera lesión grave, que fue muy dura, y les ha tocado vivir la segunda. El fútbol es mi vida junto a ellos.

¿Se siente uno solo cuando sufre una lesión de gravedad?

Te sientes solo en el ámbito profesional. Pierdes la dinámica de estar dentro del equipo, de los viajes, de las concentraciones, de los entrenamientos diarios… Y esa soledad sí que se siente. Luego, en la vida normal, sigues teniendo a tu familia, a tus amigos, incluso te apoyan más si cabe cuando te ven decaído y de bajón.

¿Y eso que se dice que después de una lesión grave se juega con miedo?

Es que en la segunda me ha ido mejor que en la primera porque ya tenía la experiencia y conocía mis límites y mis metas. Prácticamente, sabía el proceso de recuperación que tenía que llevar y los pasos a seguir. Luego, cuando vuelves, necesitas un periodo de readaptación al campo, al ritmo competitivo, pero ya pasé ese proceso y a partir de ahora es simplemente volver y ya no tengo miedo de nada. Poco a poco quiero volver a sentirme yo mismo y recuperar mi máximo nivel.

¿Le queda mucho para estar al cien por cien?

No, simplemente me queda coger el ritmo competitivo que se coge con los minutos en los partidos. En estos últimos cuatro encuentros he tenido minutos, y cada vez me he ido encontrando mejor.

¿Cuándo se pone el Nàstic en contacto con usted?

A finales de noviembre, me dicen que si quiero venir a prueba para ver como estoy después del periodo de inactividad. Yo entiendo esas dudas y como sé que si estoy a mi nivel puedo quedarme, acepto esa propuesta. Y así ha sido, le doy las gracias al Nàstic por darme la oportunidad de volver a sentirme futbolista.

¿Tuvo otras ofertas?

Tuve alguna oferta de aquí y sobre todo de fuera. Entre mi familia y yo decidimos que lo mejor era seguir aquí en España. El Nàstic es un club que lleva varios años en Segunda División y esperemos que se estabilice en ella y que cada año podamos crecer. Es un proyecto muy ilusionante para continuar mi carrera.

La derrota en el derbi fue dura.

Desde que yo he llegado, fue el partido en el que más ilusionado vi al equipo. Por lo que es el derbi y porque queríamos volver a ganar en casa. Al principio, en la primera parte, nos costó entrar en la dinámica de juego. Luego, en la segunda parte, sí que corregimos algo. El equipo mejoró y logramos lo más difícil que era empatar, y al final en una jugada en la que el equipo está empujando muy arriba, nos pillan mal posicionados atrás y nos meten un golazo.

La racha en casa es preocupante.

El equipo quiere ganar. Más ilusión que teníamos el otro día es imposible. Estamos convencidos de lo que dice el míster que tenemos que mejorar en casa, debemos ser más protagonistas y hacer que el equipo rival se sienta más incómodo desde el minuto uno.

Ahora toca Gijón. Otro escenario imponente.

Fuera de casa estamos dando la talla y mostrando un nivel muy alto. Vamos al campo del Sporting, uno de los equipos más fuertes de la categoría que debe pelear por los puestos altos, pero este equipo ha demostrado que fuera de casa está preparado para hacer grandes cosas. Estamos convencidos de que si hacemos lo que estamos trabajando durante toda la semana podemos ganar y recuperar los tres puntos que perdimos la semana pasada.

¿Por último, donde ve al Nàstic a final de temporada?

Hay que ir partido a partido que es lo que ahora mismo importa. Todavía quedan muchos puntos de aquí a final de temporada y esto siempre se hace largo. Además, se puede ganar en cualquier campo y a cualquier rival, pero también te puede pintar la cara cualquier equipo. Al final, el tiempo nos dirá si tenemos que mirar hacia arriba o hacia abajo.

Temas

Comentarios

Lea También