Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Máxima intensidad sin pólvora (Ascó 0 - 0 Júpiter)

Los de Miguel Rubio suman su cuarta jornada puntuando en un duelo con enorme desgaste físico

Albert Fernández

Whatsapp
Un jugador del Ascó intenta controlar el balón ante la oposición de un rival, y mientras un compañero obaserva la acción.  Foto: Iris Solà

Un jugador del Ascó intenta controlar el balón ante la oposición de un rival, y mientras un compañero obaserva la acción. Foto: Iris Solà

Partido de tú a tú entre Ascó y Júpiter marcado por un gran desgaste físico de los dos equipos, el fuerte viento y un arbitraje que dejó descontenta a la afición local. Fue el cuarto partido consecutivo en el que el conjunto de Miguel Rubio ha sumado.

El Ascó fue superior en los primeros 25 minutos de partido. Guiu llevó de cabeza a la defensa visitante pero esto no se tradujo en acciones claras de peligro. Las dos mejores, en el 10’ con una pelota recuperada por Gallego que centraba con el portero visitante descolocado y que Virgili no conseguía rematar en el área pequeña;y en el minuto 25, en una pelota que el mismo delantero controlaba en la frontal del área y que tardaba al rematar permitiendo al defensor cortar el remate en el último instante. Pasada la media hora de juego, el Júpiter dio un paso adelante mostrando un gran estado físico después de haber corrido mucho en los primeros 25 minutos para defender el buen juego local.

El segundo tiempo comenzó con una clarísima acción favorable en el Júpiter. Un rebote favorecía a los barceloneses y dejaba a Josu en una inmejorable posición ante Manolo para hacer el primer gol del partido. De forma incomprensible, el delantero remataba a las nubes en la ocasión más clara del partido.

También disfrutó de sus opciones el Ascó. La más clara llegó en el minuto 62 después de una buena acción entre Gallego y Edu Vives que este acababa centrando al primer palo, donde Guiu rematando demasiado forzado envió la pelota rozando el palo de la portería rival. A medida que se acercaba el final del partido, este se ha ido calentando sin que el triplete arbitral pareciera encontrar la forma de controlar la situación. En el tramo final, el Júpiter acabó más fuerte y en el 80’ volvía a disponer de una gran acción de peligro. Una mala cesión atrás provocaba que Manolo rechazase en el límite del área con el cuerpo ante la oposición de un delantero visitante, enviando la pelota a los pies de Prat, que desde 25 metros probaba el chut al primer toque a portería vacía enviando nuevamente la pelota a las nubes. A pelota parada también lo intentó el conjunto barcelonés con un lanzamiento de falta lejano que Eric envió rozando la escuadra de la portería en el minuto 83. La última acción clara de peligro llegaría en el 87’ en una pelota larga de Jose Ramon, que favorecía gracias al viento a Guiu, que remataba demasiado forzado a manos de Víctor ante la oposición de uno de los centrales del cuadro visitante.

Temas

  • DEPORTES

Comentarios

Lea También