Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Máyor se reencuentra con el gol

El delantero rojinegro puso fin a una larga racha sin marcar. Actuó de extremo izquierda y no en la punta del ataque

Juanfran Moreno

Whatsapp
Máyor celebra su tanto en el Mini. Foto: CF Reus

Máyor celebra su tanto en el Mini. Foto: CF Reus

Compareció Máyor de manera inesperada en el Mini Estadi. Nadie apostaba por su presencia. El frente ofensivo a día de hoy es propiedad privada de Dejan Lekic. Por ello, solo se contemplaba la posibilidad de que el delantero de Aspe pisase el terreno de juego para sustituir al punta serbio. Sin embargo, Xavi Bartolo agitó el once para dar entrada al ariete rojinegro.

Máyor salió de inicio, pero no lo hizo ocupando el puesto de delantero centro. Salió por banda izquierda, en un claro movimiento táctico que logró sorprender a un Barça B que esperaba la presencia de un extremo más puro y dinámico como podrían ser Fran Carbia o David Haro. En todo caso, fue él quien salió de titular y quien brilló en la victoria del conjunto reusense en tierras azulgranas.

Sería ilógico no comenzar destacando que el delantero valenciano rompió una racha de 34 jornadas sin marcar. No lo hacía desde la cuarta jornada frente al Numancia en un partido que terminó uno a cero. Se dice pronto, pero era una tesitura insoportable para un futbolista que ocupa la posición más adelantada en el terreno de juego. Cierto es que Máyor nunca ha sido un delantero de grandes cifras goleadoras, pero nunca había llegado a tener una media goleadora tan baja en su trayecto en el fútbol profesional.

El gol llegó en una jugada excelsa de Jorge Miramón, quien está actuando en el lateral derecho con una firmeza inquebrantable. Da la sensación de que lleva jugando allí toda la vida. Quizás la explicación sea que estamos ante un futbolista con un conocimiento táctico del juego muy por encima de la media.

El aragonés lanzó una finta con el cuerpo que Nahuel engulló con poca picardía para adentrarse en las profundidades del área y servir un centro tenso y raso que tenía como destino el segundo palo. Allí Máyor emergió en tromba. Con una fe innata. Nada ni nadie podía separarle del gol. Palencia, lateral derecho del Barça B, solo pudo ver el tanto en primera persona. Intentó frenar al de Aspe, pero rápidamente se percató de que aquello era una causa pérdida.

Una solución en la izquierda

Más allá del gol, Máyor amplió las variantes rojinegras. En la banda izquierda, el CF Reus no disponía de un extremo incisivo y con uno contra uno, pero sí que dispuso de un futbolista al que buscar en el juego aéreo. No fue casualidad que el juego de la primera mitad se volcará por la derecha con Yoda y Miramón desatados. Ambos eran conscientes de que en el segundo palo aguardaba un delantero muy superior en el cuerpo a su defensor. La ventaja era evidente.

Máyor abandonó el terreno de juego en el minuto 69 con los deberes hechos y desfondado, porque nadie duda de que este es un futbolista fiable en el esfuerzo y con un entendimiento pleno de lo que significa la solidaridad colectiva. El cambio también fue puramente táctico porque con el Barça B adueñándose del balón y sometiendo al Reus era ineficaz tener al delantero valenciano cubriendo la banda y controlando las subidas de Sergi Palencia.

Comentarios

Lea También