Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más de Deportes

Mejor con los tres puntos

El Nàstic, sin urgencias y con el liderato encarado, busca sumar su undécima victoria en Elda (domingo, 18.00h), ante un rival obligado a ganar para tratar de mantenerse a flote en la lucha por la salvación
Whatsapp
En el partido de la primera vuelta en el Nou Estadi, el Nàstic se impuso por 2-0, con goles de Luismi y Marcos De la Espada. Foto: Pere Ferré

En el partido de la primera vuelta en el Nou Estadi, el Nàstic se impuso por 2-0, con goles de Luismi y Marcos De la Espada. Foto: Pere Ferré

Los tres puntos de Elda no deberían ser cruciales para la consecución del campeonato. Y menos, tras el tropiezo en casa del segundo clasificado, Huracán, ayer contra el colista Elche Ilicitano (1-1). A falta de lo que hagan hoy los granas, el margen es de siete puntos. Quedarán doce en juego tras el duelo de hoy con un enfrentamiento directo la próxima jornada entre tarraconenses y valencianos. Un partido en el que pase lo que pase hoy, podría servir para que los granas certifiquen el billete para la eliminatoria de campeones.

Pero vale la pena volver de Elda con otra victoria. Por tres factores. Primero, porque sería la undécima como visitante del curso e igualaría la racha histórica del Nàstic de Luis César en la 2005-06. Con menos partidos jugados. Otra marca para un equipo que va camino de leyenda del club.

En segundo lugar porque a nivel clasificatorio, de ganar los tres puntos en el Nuevo Pepico Amat pondrían el liderato a tiro, listo para certificarlo la próxima semana en el Nou Estadi. Da gusto imaginarse unas gradas llenas cantando el alirón a falta de tres jornadas para acabar el campeonato. ¿Quién no lo habría firmado después de quedarse fuera en el primer año en Segunda B y clasificarse cuarto en la última jornada el año pasado? Y finalmente por ambición. El equipo de Vicente Moreno no se cansa de ganar. Sabe que hay que ir paso a paso y que solo habiendo logrado el más inmediato se puede llegar al siguiente.

El desplazamiento a Elda no tiene nada de sencillo. Decía el técnico de Massanassa en la previa que por jugadores, el Eldense debería estar ubicado en una zona más tranquila de la clasificación y no en ese lodazal que es la zona de descenso.

Ahora bien, que ninguno del casi un centenar de valientes ‘nastiquers’ que acudirán hoy al Pepico Amat en autocar y en coches individuales se piense que será coser y cantar. El cuadro azulgrana presenta batalla en su campo. Uno de esos terrenos de juego reducidos perfectos para tirar de las jugadas de estrategia desde cualquier ángulo. El Eldense ha ganado siete de los 16 partidos que ha jugado, doblegando a equipos como Hércules o Alcoyano. Además, llegan con la moral alta tras el triunfo a domicilio contra el Ilicitano que les ha permitido volver a confiar en la salvación.

Moreno podría dar descanso a algún jugador de los titulares indiscutibles para dar entrada a futbolistas como Luismi, con ganas de volver a jugar unos minutos y que llevan semanas aguardando su turno. El cacereño es el principal candidato para sustituir a Lago Júnior, que se perderá el encuentro por acumulación de cartulinas.

Vuelven a estar disponibles Rayco y Cristóbal, después de cumplir sanción la semana pasada.

Por parte del Eldense, Rubén Albés no podrá contar ni con Pablo Pagán y José Sánchez y se podría sumar la del veterano central Pepe Mora.

Temas

  • DEPORTES

Comentarios

Lea También