Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Miquel Salvó: "Tengo la confianza que buscaba"

Entrevista al jugador del CB Tarragona

Jaume Aparicio López

Whatsapp
Miquel Salvó ayer antes del entrenamiento vespertino del Club Bàsquet B Tarragona. Foto: Pere Ferré

Miquel Salvó ayer antes del entrenamiento vespertino del Club Bàsquet B Tarragona. Foto: Pere Ferré

- Otra vez en el quinteto ideal de la LEB Plata. ¿Contento?

- Es una cosa puntual. Siempre digo que este tipo de premios no es posible sin la ayuda de todo el equipo. Todos sumaron. Fue un partido cómodo de jugar porque estábamos haciendo lo que debíamos.

- La victoria a domicilio ante Clínias Rincón era importante,

- Sí, porque últimamente estamos jugando bien. Hemos encontrado nuestra filosofía, lo que queremos hacer. Veníamos de perder un partido en casa por dos puntos. Un encuentro que teníamos controlado en el tercer cuarto. Perderlo nos hizo daño y teníamos muchas ganas de volver a la senda de las victorias.

- Y también porque ahora vienen tres encuentros contra equipos de la parte alta (Araberri, Ávila y Marín).

- Es el plus que tiene el triunfo ante el Clínicas Rincón. Nos vienen tres partidos duros, con rivales que exigen concentración durante los 40 minutos y en el que los detalles son vitales. Esperamos sacar alguna victoria.

- Veo un Miquel Salvó muy cómodo ¿Se siente que está en uno de sus mejores momentos?

- Posiblemente estoy en mi mejor momento. Todo es gracias a la ayuda que me brinda el cuerpo técnico. Lo dije cuando llegué Tarragona, que necesitaba confianza y la estoy teniendo.

- ¿Qué importante es Berni en esa confianza?

- Desde que vine a entrenar con el CBT cuando era jugador del Samà Vilanova de Primera Catalana ya me gustaba su forma de trabajar y la confianza que otorga a los jóvenes.

- Su fama le precede.

- Totalmente merecida. Es un técnico que a todos los jóvenes nos da muchas oportunidades.

- Antes del CBT jugó en una competición tan extraña a nivel baloncestístico como Bélgica. ¿Qué tipo de baloncesto encontró allí?

- Es diferente. Es un baloncesto más rapido. Si hay que elegir prefieren correr antes que parar y jugar en estático.

- ¿Qué nivel le pondría?

- Una EBA fuerte con algún equipo de LEB Plata. Es una competición muy desigualada en cuanto a los equipos.

 

- ¿Cómo le fue?

- Bien. Jugaba en Segunda, con el filial del Charleroi, pero entrenaba con el primer equipo. Era un sueño verte rodeado de jugadores como Demond Mallet, que me ayudó bastante en la integración y con el inglés.

- Lo del inglés le ha servido para convertirse en ‘cicerone’ de los norteamericanos del CBT.

- Sí. Tanto el Marc como yo hacemos de traductor y como yo vivo en el mismo bloque, cuando han tenido algún problema han venido a picar a mi puerta para que les ayudara.

- Estuvo tambien en las categorías inferiores del Barça.

- Fueron cuatro años inolvidables. Me dieron la opción de ir a La Masia cuando tenía 12 años, pero mis padres prefirieron que siguiera en Vilanova. Cada día me venía a buscar un taxi por mi casa para llevarme a Sant Joan.

- ¿Es supersticioso?

- No pienso en el partido hasta que entro en el pabellón. Tambien tengo los calzoncillos y los calcetines de ‘partido’.

- ¿Me cuentan que alguna manía si tiene con las zapatillas?

- Me compré unas hace poco que todavía no me siento mías y las utilizo para entrenar. Para jugar me quedo con las viejas, que me regaló Berni, y que me están yendo bien a nivel de estadísticas.

Temas

  • DEPORTES

Comentarios

Lea También