Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Mireia Belmonte se cuelga el bronce en los 400 estilos en los Juegos de Río

Se trata de la primera medalla para la delegación española en los Olímpicos de Río

EFE

Whatsapp
La española Mireia Belmonte, tras ganar la medalla de bronce junto a la norteamericana Elisabeth Beisel, plata, (izq) y la húngara, Katinka Hosszu, oro. Foto: EFE

La española Mireia Belmonte, tras ganar la medalla de bronce junto a la norteamericana Elisabeth Beisel, plata, (izq) y la húngara, Katinka Hosszu, oro. Foto: EFE

La nadadora Mireia Belmonte consiguió este sábado la primera medalla de oro para la delegación española en los Juegos Olímpicos de Río, tras colgarse la medalla de bronce en la final de los 400 estilos.

Una medalla cargada de sufrimiento, agónica, como ella misma calificó los últimos cien metros de la prueba, pero a la vez un metal cargado de ambición, una demostración del espíritu competitivo de una Mireia Belmonte que arañó una medalla que parecía perdida a falta de un hectómetro.

Y es que Belmonte afrontó la última posta fuera del podio y con una inquietante desventaja de 1.24 segundos con relación a la británica Hannah Miley, la nadadora que ocupaba en ese momento la tercera posición de la carrera.

Una desventaja que Mireia a fuerza de voluntad y tesón fue reduciendo brazada a brazada hasta dejarla en 84 centésimas a falta de cincuenta metros, en los que la española protagonizó una espectacular remontada.

Infatigable, metro a metro la nadadora se fue acercando a una cada vez más cansada Hannah Miley, incapaz de contener el ataque de la española, que logró finalmente adelantarla y colgarse el bronce por tan sólo 15 centésima de diferencia.

"Los últimos cien metros ha sido agónicos, pero lo he dado todo", señaló Belmonte que finalmente se colgó el bronce con un tiempo de 4:32.39

Más de seis segundos más que el crono firmado por la húngara Katinka Hosszu, que por fin logró estrenar su palmarés olímpico, tras colgarse el oro con una espectacular marca de 4:26.36, nuevo récord mundial.

 

Temas

  • DEPORTES

Comentarios

Lea También