Mitjans es el patrón del derbi

HOCKEY. Anotó cuatro de los cinco goles del CP Calafell, jugó los 50 minutos y dio un recital de jerarquía ante El Vendrell (5-3)

Marc Libiano

Whatsapp
Fotos: Alba Mariné

Fotos: Alba Mariné

No hubo tregua en el derbi, ni Calafell ni CE Vendrell contemplaron, fueron dos equipos creativos, no reactivos y eso lo agradeció el show. Se sometieron sin desmayo, cada uno con sus argumentos, arropados en el plan que sus estrategas diseñaron durante la semana. Ayudaron Varias y Ferrer, porque no impusieron cadenas. El ritmo de juego resultó demoledor y eso que el fondo de armario no abunda en los dos equipos. Sobre todo en Calafell, que eso sí dispone de un actor tan diferencial como incansable. Se llama Eloi Mitjans.

Luce el ‘14’ a la espalda como Cruyff, quizás por aquello del jugador total. Mitjans asume cualquier registro en la pista con una naturalidad asombrosa. Es el primer comprometido en la intendencia, inicia el juego con cerebro y puede incluso definir como el goleador más cirujano. Prueba de ello, el 1-0. No se habían consumido ni 10 minutos, cuando Eloi inició una transición, a la que añadió pausa para examinar el horizonte. Se perfiló de pala y disparó con precisión al ángulo. Se incendió de euforia el Joan Ortoll.

El derbi modificó el rumbo cuando los dos entrenadores activaron la rotación. El Vendrell halló soluciones, sobre todo la ligereza técnica de Del Río y el derroche físico de Crespo. El Calafell, en cambio, se apagó. En un minuto, entre el 13 y el 14, los visitantes le dieron un revolcón al resultado. En dos acciones casi idénticas, Crespo y Jan Escala perforaron el palo largo a Edo. Los goles se pueden considerar como parables, aunque esta vez besaron la red e impulsaron al CE Vendrell.

Mitjans ofreció respuesta pronto. De nuevo instalado en su efectiva pala, no otorgó tiempo de celebración al rival. De nuevo sorprendió a Shehda desde la media distancia y confirmó el intercambio de golpes supersónico en el que se convirtió el derbi. Éste se acostó al intermedio con una nueva modificación. Pellizzari se equivocó al ir a la ayuda en una maniobra de Crespo. Éste, inteligente, dividió y cedió para Necchi, solo ante Edo. Definición de manual; gancho y remate a la red. El CE Vendrell conquistaba el primer episodio con mínima renta, aunque daba la sensación de que el partido andaba lejos del final.

El Calafell remontó gracias a la cabezonería de Mitjans y a la buena gestión de su sistema nervioso. Se había dejado en el camino varias opciones desde la bola parada, pero Mitjans acertó en el instante adecuado, tras un penalti riguroso a Gabarró, cuando restaban siete minutos.

El Vendrell lamentó entonces los dos tiros a los postes en ese desenlace. Poco después del 3-3, un arrastre de Xaus se coló en el arco de Shedha, entre otras cosas, porque Mitjans pasaba por allí y tapó la visión al meta del CE Vendrell. Del Río falló en una directa desesperada para los rojinegros y Mitjans decoró su exhibición desde el punto de penalti. Cuatro goles y un recital de jerarquía le hicieron el patrón del derbi.

Temas

Comentarios

Lea También