Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Muestra de carácter de la Pobla que cae ante el Lleida (0-1)

Los grana llevaron la iniciativa del juego
Whatsapp
El ariete Emaná protege el balón ayer ante la presión de un jugador del Lleida en Tarragona. Foto: Pere Ferré

El ariete Emaná protege el balón ayer ante la presión de un jugador del Lleida en Tarragona. Foto: Pere Ferré

Preparado para el pistoletazo de salida. La Pobla ya tiene la máquina engrasada de cara al inicio de liga el próximo sábado a las 18.30h en casa ante el Reus. Los chicos de Martín Posse se midieron este domingo en el anexo del Nou Estadi ante el Lleida, uno de los aspirantes a estar arriba en Segunda B. Un termómetro para tomarle la temperatura al filial grana, que perdió pero dio una imagen positiva, de bloque con hambre y carácter. Aunque la falta de puntería y la picardía de un rival más experimentado pesaron demasiado.

Tan sólo era el segundo minuto cuando en una acción combinada del Lledia dentro del área poblense se gestó el único tanto:internada de Albistegui que recibe el cuero y lo cruza ante Varo al fondo de la red.

Después de un arranque en el que se mostró nerviosa y con prisas en la construcción, la Pobla se adueñó de la posesión y atrincheró al contrario, aunque con dificultades para superar la última línea y alcanzar a los arietes. Los de la Terra Ferma desarrollaban su papel buscando dañar a la contra o a balón parado. El exgrana recién incorporado en la disciplina ilerdense Marc Martínez estuvo cerca del segundo en una falta al borde de la media luna que lamió la escuadra.

Con la iniciativa en los pies del filial del Nàstic, era cuestión de tiempo, y algo de acierto, que las opciones llegaran. Gabi colocó una con rosca al área para el testarazo de Emaná que, con todo para mojar, la mandó fuera. Ahora en un cuero raso desde la izquierda al balcón de la grande, Gil Muntadas dispara cerca de la madera.

El partido se abrió pero el Lleida salía de su madriguera con lentitud, sin crear serios problemas. Aunque en un córner, tendrían una en las botas de Doncel que chutó apurando el poste. Al filo del descanso, la Pobla también demostró su peligro a balón plantado y en una falta lateral pegada al área, la pericia guió la bola a Álvaro, quien remató sin suerte.

El segundo acto fue más insípido. La tónica era la misma, con la posesión en manos de los poblenses. Asimismo, reinó el centrocampismo y la lucha en la medular, y las acciones más destacadas aparecieron gracias a la estrategia. Falta que Kike Tortosa bota al segundo donde Denis Coch remata alto; o falta lateral que Fuster pone para el cabezazo de Doncel que sale del campo.

En el tramo final con más espacios a causa de cansancio –derivado sobre todo por el calor–, la actividad en las áreas se animó. Iván Vidal cedió la pelota de cara en la frontal para el tiro de Miravent cerca de la cruceta; e internada de Colinas que la pasa atrás para que Pau Bosch la envíe por encima del larguero local. La Pobla no evitó la derrota en el desenlace, pero durante la partida demostró tener las ideas claras, juega con decisión y sin miedo. Está lista para la Segunda B.

Temas

  • DEPORTES

Comentarios

Lea También