Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Nadie entiende a Onolfo

El todavía propietario del CF Reus ha mandado un peculiar comunicado a los empleados del club en el que ‘vende’ su alianza con el Toronto FC. Adri Arjoja, del Reus B Cambrils, ya se encuentra en el club americano

Marc Libiano

Whatsapp
Alba Mariné

Alba Mariné

Clifton Onolfo sigue mandando señales desde Miami, donde se encuentra resolviendo asuntos personales, supuestamente. Según personas cercanas al CF Reus, su intención pasa por regresar a la ciudad en un breve espacio de tiempo, aunque esa peculiar forma de comportarse levanta muchas sospechas. Hasta el punto que pocos confían en su credibilidad.

Desde ayer por la noche, los técnicos del fútbol base y los empleados disponen de un comunicado del mismo empresario americano, esta vez con versión en catalán. Un catalán muy de traductor, con algunas construcciones semánticas dudosas. En el mensaje destaca la alianza que ha logrado con el Toronto FC, que supondría un intercambio de jugadores entre las dos entidades, además de partidos amistosos en tierras americanas. Pone como ejemplo al futbolista del filial, Adri Arjona, que parece tener enamorado al propietario desde que éste descubriera el excelente fútbol que ha practicado el Reus B Cambrils en Tercera División.

Arjona ya ha aterrizado en Toronto para vivir la experiencia del fútbol estadounidense. Lo anuncia como un logro estratégico de futuro, cuando en Reus, de momento, nadie conoce qué será del porvenir de la entidad, inmersa en la tormenta de un concurso de acreedores, con una deuda cercana a los ocho millones de euros.

La actitud del propietario genera incredulidad en el entorno. Hoy, todavía, no ha pagado ni una nómina a trabajadores y técnicos. Sólo abonó un mes de deuda a 12 jugadores del filial, otro acto que pocos comprenden. En medio de ese tránsito doloroso que sufre el Reus , Onolfo vuelve a presumir de proyecto en el Estadi, con el famoso plan faraónico del Estadio Gaudí y un hotel que su grupo inversor pretende. Iría bien recordar que el recinto es del Ayuntamiento y que, por lo visto, la predisposición para negociar con el americano ahora mismo, cuanto menos, parece difícil.

El comunicado también expone ciertas bases para la próxima temporada, en la que el Reus deberá salir a competir en Segunda B, expulsado por LaLiga del fútbol profesional. Ahora mismo, la SAD no dispone de estructura deportiva. Ni tampoco de actores futbolísticos profesionales. Por lo menos a simple vista.

La extraña estrategia del propietario despierta rechazo en Reus. Compareció como salvador y hoy se ha convertido en un agente que levanta dudas constantes. De momento promete mucho, pero hace poco. No existen acciones que le den la razón. No ha soltado un euro y el club ahora se encuentra en manos de la gestión de un administrador concursal que, por cierto, le ha apartado de las decisiones cruciales. Veremos qué ocurrirá en el futuro.

Temas

Comentarios

Lea También