Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Nadie para más que Dimitrievski y Edgar Badia

Son los porteros con más paradas de Segunda División 

Juanfran Moreno

Whatsapp
Stole Dimitrievski es el portero de la categoría que más para.

Stole Dimitrievski es el portero de la categoría que más para.

Stole Dimitrievski (Kumanovo, 1993) y Edgar Badia (Barcelona, 1992). Dos nombres a los que las gradas de sus respectivos equipos profesan un respeto absoluto. Ambos han encontrado en Tarragona y Reus dos escenarios predilectos para sumergirse en una proyección constante. Su importancia es capital. A día de hoy, nadie vislumbra un Nàstic o un CF Reus sin ellos. 

No debe resultar extraño que ambos comanden la clasificación de guardametas con más paradas realizadas en la categoría. En la primera posición se encuentra Stole Dimitrievski, quien acumula un total de 90 paradas en los 23 partidos que ha disputado, una media de 3’91 paradas por encuentro. Le sigue Edgar Badia en segundo puesto con 82 paradas en 23 partidos, una media de 3’57 paradas por encuentro. Mariño, René y Aitor Fernández cierran el Top 5. 

Los tangibles reflejan que tanto el Nàstic como el CF Reus disponen de dos de los mejores guardametas de la categoría. Las sensaciones lo refrendan. Stole Dimitrievski y Edgar Badia se han ganado el respeto de la Segunda División. No militan en equipos rimbombantes y con una masa social descomunal, pero su talento abre bocas.  

Coincidieron en el Granada B

El destino hizo que ambos cruzaran caminos en la temporada 2013-2014. Fue en el Granada B, por aquel entonces el filial nazarí militaba en Segunda División B. La lucha encarnizada entre ambos guardametas solo duró seis meses. Stole Dimitrievksi no dio opciones. Él había sido una pieza clave en el ascenso a la categoría de bronce y lo siguió siendo en aquel curso. Edgar Badia fue consciente de que su carrera futbolística demandaba minutos de juego y partió rumbo al CF Reus. Una decisión brillante para su devenir.

En el conjunto rojinegro, Badia impuso su ley. Desde su llegada siempre fue un fijo. Es un héroe para la hinchada rojinegra y un futbolista que cuando habla se le escucha. A base de paradas se ha convertido en uno de los guardametas con mayor renombre de la categoría. Ofertas para marcharse a otros equipos no le han faltado, pero su compromiso con el CF Reus está fuera de dudas. Acumula más de 150 partidos con la zamarra rojinegra y su nombre ya figura en las páginas doradas del club reusense. 

Badia en el partido del curso pasado en el Carranza. Foto: Cádiz CF
Badia en el partido del curso pasado en el Carranza. Foto: Cádiz CF


Dimitrievski también acabó abandonando el Granada B. La oportunidad llegó sobre la bocina del mercado estival del curso 2016-2017. El Nàstic apostó por la llegada del macedonio tras la lesión de Manolo Reina. Aterrizó junto a Sebastián Saja, un portero curtido en mil batallas. Futuro y presente. El argentino comenzó como titular, pero Dimi fue exhibiendo aptitudes de manera paulatina. Aprovechó la Copa del Rey y la Copa de Catalunya como escaparates para lucir virtudes. 

Finalmente, el macedonio pasó por encima de Saja y se acabó alzando con la titularidad. Sin embargo, poco le duró. La recuperación de Manolo Reina le volvió a mandar al banquillo. Para Juan Merino, el portero malagueño cumplía un requisito contra el que Dimi nada podía hacer: experiencia en la categoría. Esta temporada, sin embargo, es indiscutible. La marcha de Reina al Mallorca le ha abierto las puertas de la titularidad desde un principio. Para Carreras, Rodri y Nano, el macedonio siempre ha sido imprescindible. 

La realidad es que esta campaña está siendo idílica para Dimitrievski y Badia. Sus actuaciones están siendo excelsas. Se arropan en la fiabilidad. Se les recuerdan pocos fallos y muchas paradas espectaculares. Suelen dejar una o dos por partido que podrían tener un sitio fijo en los highlights de la jornada.

Este próximo estío, ambos futbolistas van a aparecer en la cartera de muchos directores deportivos. La situación de ambos es similar. Tanto Dimitrievski como Badia han renovado recientemente por sus clubes. El macedonio lo ha hecho esta temporada alargando su contrato con el club grana hasta junio de 2020. Por su parte, Badia firmó el curso pasado por dos temporadas más una opcional. 

Ambos han renovado recientemente con sus clubes

Lo que está claro es que si salen de Nàstic y CF Reus, los clubes que se hagan con sus servicios tendrán que pasar por caja. Tanto granas como rojinegros ven a Dimitrievski y Badia como piezas claves para sus proyectos y no están dispuestos a dejarlos escapar. No obstante, la realidad es que podrían llegar ofertas de clubes de una mayor categoría contra las que difícilmente se podrá pelear. Lo que sí es seguro es que el beneficio económico que dejarían a ambos clubes serían de relumbrón. 

La decisión estará en sus manos. Mientras, granas y rojinegros aprovechan para disfrutar en sus filas de dos porteros con un presente para el deleite y un futuro soñador.  

Temas

Comentarios

Lea También