Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Nano Rivas para la salvación

El técnico de Ciudad Real llega tras la destitución de Juan Merino con el objetivo de conseguir atar la permanencia

Juanfran Moreno

Whatsapp
Imagen del nuevo técnico del Nàstic

Imagen del nuevo técnico del Nàstic Foto: Alba Mariné

Era un secreto a voces, pero este sábado a media tarde se hizo oficial. El Nàstic rescindía el contrato de Juan Merino de manera unilateral. Un técnico al que respaldaban los números en su trayectoria con el equipo. Cuando estos dejaron de ser notables para pasar a ser justitos, las sirenas de alarma se encendieron en el club. El Consejo de Administración fue perdiendo paulatinamente la confianza en el preparador gaditano. Que el equipo mostrase una cara tan débil en casa era un hecho que generaba unas dudas evidentes entorno a la figura del andaluz. El no ganar a Almería, Elche y Alcorcón ya le habían ido mermando con anterioridad.

Tras el encuentro ante el Oviedo, se decidió darle el choque en Vallecas como ultimátum. El objetivo era intentar puntuar para que así los granas pudiesen depender de sí mismos, a expensas de lo que hiciera el Alcorcón ante el Girona.

Juan Merino se olió la jugada y por eso ya dejó entrever en la rueda de prensa previa al encuentro ante los bucaneros la posibilidad de que este fuese su último duelo como entrenador grana. De hecho, soltó la bomba en la sala de prensa al anunciar que había presentado su dimisión tras el duelo ante el Oviedo, pero que el club no la había aceptado y que le había mostrado su confianza.

El equipo no pudo con los franjirrojos y cayeron de manera impotente. La decisión estaba tomada desde aquel mismo instante. Juan Merino no daba señales de poder reconducir una situación que llevaba ya varias semanas torciéndose de manera evidente. El argumento más sólido a la hora de defenderle se fue al limbo. El conjunto grana tampoco era fiable lejos de casa. Tras el choque en Vallecas se convocó una reunión a pie de césped que duro unos 30 minutos. Suficientes para encaminar la decisión que se acabaría tomando este sábado.

En su lugar llega Nano Rivas, segundo entrenador de Vicente Moreno la pasada temporada en el club grana y que esta campaña ha dirigido al Getafe B en la Tercera División. Nano firma hasta final de temporada. Josep Maria Andreu, presidente del Nàstic,lo definió como «una persona que conoce perfectamente nuestro equipo y eso era algo que buscábamos. Va a ser una gran incorporación para las tres importantísimas jornadas que quedan.Estamos a la espera de los resultados de hoy e incluso podemos depender de nosotros a pesar de la derrota».

Además, quiso dejar claro que nombres que habían sonado para el banquillo grana como el de Enrique Martín eran inviables legalmente hablando. « Hay que recalcar que cualquier entrenador que haya estado entrenando en Primera o Segunda esta temporada no podía firmar por nosotros», explicó el presidente.

Josep Maria Andreu también quiso recalcar que las declaraciones de Merino en la rueda de prensa previa al encuentro ante el Rayo no habían influido en la decisión final. «Yo no tengo para nada en cuenta esas declaraciones. Nosotros pasamos muchas horas aquí y queremos lo mejor para el Nàstic igual que él (Merino). Ha sacado partidos importantes cuando vino en una situación muy compleja para nosotros. Ahora quedan tres partidos, dos en casa, y pensamos que es el momento de buscar un revulsivo», aseguró el presidente del Nàstic.

A partir de este domingo comienza una nueva etapa en el club grana. Sólo quedan tres jornadas y el objetivo es que Nano Rivas le de el empujón final a los granas para lograr la permanencia que no logró darle Juan Merino.

Temas

Comentarios

Lea También